Lo que dejó la Primera Vuelta

Lo que dejó la Primera Vuelta

Febrero 10, 2017 - 10:53 a.m. Por: Gerardo Quintero

Escrutado el 99% de los votos en el país. Algunas cosas van quedando clarasGanadores:El registrador Carlos Ariel Sánchez se sacó el clavo y logró resarcirse del desastre de las pasadas elecciones parlamentarias. A las 7:00 p.m. dijo que se iban a conocer los resultados y cumplió con creces, pues a las 6:00 p.m. ya todos sabíamos las diferencias entre unos y otros.Juan Manuel Santos. El giro que le dio a su campaña en el último mes, el reagrupamiento de sus caciques políticos y la millonaria inversión en publicidad rindió sus frutos. El polémico JJ Rendón le dio un nuevo aire a la campaña de Santos y aunque sus estrategias no sean las más honestas, rindieron sus frutos. No obstante, el llamado de Santos a la unión de todos los sectores demuestra su temor de recibir un país dividido. El candidato del oficialismo no desconoce que por lo menos siete millones de personas votaron por una opción diferente a su propuesta.Angelino Garzón. El ex gobernador del Valle fue duramente recriminado y señalado por los más uribistas más recalcitrantes como el factor por el cual Santos no subía en las encuestas. Pues bien, Garzón hoy puede respirar tranquilo y cobrar porque, al final, la votación por la dupla celestial fue copiosa.El presidente Alvaro Uribe y la maquinaria uribista. Las elecciones demostraron lo que pesa el uribismo en este país y el poder intacto que tiene el actual Jefe de Estado, a pesar de la serie de escándalos, que parecen nunca tocarlo. Uribe, de esta forma, deja abierta la posibilidad de seguir gobernando en cuerpo ajeno.Germán Vargas Lleras. A pesar de que no llegó a segunda vuelta, tuvo un repunte impresionante en las últimas dos semanas. Aunque todos ponderaban su programa de Gobierno, se auguraba un poco respaldo en las urnas, sin embargo, alcanzó una votación digna y que lo perfila como un fiel importantísimo para la segunda vuelta. Además, queda perfilado para las elecciones del 2014, como un estadista que le cabe el país en la cabeza.PerdedoresLas firmas encuestadoras. Ninguna previó este escenario. Todas daban porcentajes muy reñidos y unas diferencias mínimas. La pifiada fue tremenda y se demostró, una vez más, que una cosa es la intención de voto y otra es llevar a cabo esa intención en las urnas.Antanas Mockus y el Partido Verde. Demasiadas expectativas, pero se notó la falta de experiencia del candidato. Sus salidas en falso le restaron muchos votos y no aprendió de los errores. Cuesta creer que una persona que se precia de ser tan inteligente se vea tan absurdamente ridículo cuando responde preguntas, en algunos casos, tan obvias como las que se hicieron en esta campaña.Sergio Fajardo. El ex alcalde de Medellín, como en las parlamentarias, se fue desdibujando y al final pareciera que no influyó mucho en las votaciones. Todo el peso lo tuvo que soportar Mockus y se evidenció que faltó mayor cohesión en el Partido Verde.Los jóvenes primivotantes que estaban con Mockus. Mucho twiter, demasiado facebook, pero a la hora de la verdad pareciera que no influyeron tanto en la votación de su candidato como se creía. Lo cierto es que toda la expectativa que generaron no se reflejó en las votaciones.Los partidos históricos. Tanto el liberalismo como el conservatismo, con esas pobres votaciones, demostraron que están de espaldas a las realidades nacionales. Evidenciaron que para lo único que sirven es para conservar las cuotas burocráticas y por eso las votaciones sólo las reflejan cuando hay elecciones parlamentarias y de Concejo. Fue evidente que a Noemí Sanín la dejaron sola y que los que aún se sienten conservadores se fueron con Santos, que representaba a Uribe, el presidente más conservador de los últimos 50 años en Colombia. En el caso de Rafael Pardo, los liberales fueron vergonzantes. La inmensa mayoría se deslizó también hacia Santos y están en riesgo de desaparecer, a mediano plazo, como Partido (sólo alcanzaron el 4% de los votos).Gustavo Petro y el Polo Democrático. A pesar de ser uno de los candidatos que más se destacó en los debates, Petro no pudo ni siquiera sostener el segundo puesto de hace cuatro años de Carlos Gaviria, que logró 2.600.000 votos. El Polo Democrático se desdibujó y quedó por debajo de Cambio Radical.Los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Ecuador, Rafael Correa, quienes, con sus declaraciones, intentaron influenciar las elecciones presidenciales colombianas y lo único que lograron fue aumentar el caudal de votación del candidato que ellos cuestionaban, Juan Manuel Santos.

VER COMENTARIOS
Columnistas