¿La culpa es de los periodistas?

opinion: ¿La culpa es de los periodistas?

Una pésima, agresiva y peligrosa costumbre se ha venido apoderando de varios...

¿La culpa es de los periodistas?

Febrero 10, 2017 - 10:51 a.m. Por: Gerardo Quintero

Una pésima, agresiva y peligrosa costumbre se ha venido apoderando de varios de nuestros ilustres mandatarios regionales, para no hablar del alto gobierno, en general. La situación es que cada vez que se ven envueltos en escándalos por sus discutidas actuaciones, la emprenden contra los periodistas que han revelado los hechos o contra los comunicadores que les hacen preguntas incómodas.Pues ni más ni menos eso ocurrió este lunes, cuando el sancionado gobernador Héctor Fabio Useche dio una rueda de prensa, acompañado de unas furiosas ‘barras bravas’ y de un seudo-periodista que toda la vida ha vivido a costa de la publicidad del Estado. Un comerciante de la comunicación que ha hecho de la compra y venta informativa su razón de existencia en la radio local. Estamos hablando ni más ni menos que del inefable Humberto Pava, propietario de la cadena Super, quien no tuvo ningún reparo en poner en riesgo la propia integridad de la periodista Carmen Alicia Sarmiento al señalarla de ser la ‘jefa de prensa’ y vocera del ex gobernador Francisco Lourido.El único pecado de Carmen Alicia fue que unos minutos antes le había pedido al Gobernador del Valle, Héctor Fabio Useche, puntualizar, con nombres propios, quiénes estaban detrás de la supuesta persecución política de la que según él era víctima, frente a lo cual no recibió una respuesta puntual. Fue allí cuando un energúmeno Pava se fue lanza en ristre contra Carmen Alicia y provocó que una turba enardecida la emprendiera contra la comunicadora. “Me sentí agredida moralmente. Todo el mundo me miró como que yo que hacía aquí, tenía una turba de gente que me gritaba metida, ábrase, para afuera. En ese momento me abrí paso a donde estaba el periodista de Radio Súper para enfrentarlo por lo que estaba diciendo. Le pedía respeto, pues yo ni siquiera un contrato he recibido del gobierno Lourido”, dijo Carmen Alicia Sarmiento.Ella no fue la única agredida. Verbalmente, las ‘barras bravas’ que acompañaban al Mandatario del Valle también agredieron a la periodista Jahel Figueroa, de Colmundo Radio, porque al igual que Carmen Alicia Sarmiento le pidieron a Useche decir con nombre propio quiénes eran las personas a las que les estaba haciendo el “mandado la contralora Sandra Morelli”, como lo acababa de denunciar.Eso sin contar los cuestionamientos que le hizo Useche también al periódico El País, por lo que considera una persecución contra él. Pero lo cierto es que la situación ya está tomando unos ribetes insospechados. Esta agresión contra periodistas es un indicativo de cómo se quiere acallar a los comunicadores en esta región, ahora ayudados y aupados con los seudoperiodistas de la ciudad, en el que Pava emerge como el gran gurú de esa terrible cosecha regional. Los mercaderes de la comunicación, que viven de la pauta oficial y que saben que con la caída de Useche se les acabó la ‘teta oficial’ ahora azuzan y la emprenden contra los comunicadores independientes que sólo intentan dilucidar qué es lo que está sucediendo en este departamento.La Contraloría determina una sanción fiscal contra Useche por detrimento patrimonial a la Industria de Licores del Valle y la ¿culpa entonces es de los periodistas?. ¿Fueron entonces los comunicadores los que lo invitaron a la reunión de junta directiva de la Industria de Licores del Valle en la que se aprobó un contrato y sus prórrogas que incrementaban los ingresos al comercializador, de un 4% al 8%; sin ningún fundamento, más cuando las evidencias demostraban que las ventas de licor decrecían?La libertad de prensa es un valor supremo en una democracia y qué vergüenza que los mandatarios de turno crean que llevando sus ‘barras bravas’ en plan de intimidación van a evitar que los periodistas nos pronunciemos. Que falta de ponderación, de respeto hacia la libertad de información. Mi apoyo decidido hacia Carmen Alicia y Jahel. Esos atropellos no pueden seguir. Es hora de depurar la política en todas sus expresiones y una de ellas es actuar con respeto hacia los comunicadores, pero en especial, proteger la libertad de prensa... Eso es lo que finalmente nos diferencia de los regímenes totalitarios.

VER COMENTARIOS
Columnistas