La carta de Garzón

Marzo 19, 2015 - 12:00 a.m. Por: Gerardo Quintero

Contra viento y marea Angelino Garzón pretende ser candidato a la Alcaldía de Cali. Aunque su salud y varios amigos le hayan planteado que lo mejor es que se retire discretamente a sus cuarteles de invierno, Garzón está enceguecido y quiere llegar hasta las últimas consecuencias con su intención de dirigir los destinos de la capital del Valle. En esa lucha contra el tiempo, Angelino no ha tenido reparos en reunirse con sus más fuertes contradictores con el propósito de que le den la bendición. Incluso ha conversado con uno de sus más duros críticos, el senador Roy Barreras, con quien, sin embargo, tiene varios hilos en común, como el hecho de pasar fácilmente de tolda y cambiarse de cobija sin ningún cuestionamiento de orden ético o moral.Ahora surge en los pasillos donde se mueve la política local una posibilidad alterna. El exvicepresidente confirmó que presentará una tutela para que le sea amparado su derecho a elegir y ser elegido. Garzón está sometido al aval de la U, pues el Consejo Nacional Electoral determinó que sólo por ese partido puede postularse para ser candidato en las próximas elecciones. En la U, lógicamente, no lo quieren ver ni en pintura, y el presidente Santos no va dar su guiño a Garzón, después de que éste lo torpedeó constantemente durante sus primeros cuatro años en la Casa de Nariño.Siendo esto así, Garzón, con unos deseos incomprensibles de poder, pretende que a través de esa tutela pueda convertirse en candidato a través de firmas. No se ha decidido aún esta situación cuando ya se ventila que el Centro Democrático está listo para darle su respaldo en caso de que prospere la tutela. No sorprende porque el exvicepresidente ha sido muy cercano a Uribe y no son pocos los que consideraron que Garzón era la quinta columna en el gobierno de Santos. Lo que sí me llama la atención es cómo harían varios conspicuos uribistas y seguidores del Centro Democrático en la ciudad para tragarse el sapo de que el candidato de su movimiento sea ni más ni menos que Angelino Garzón, a quien muchos consideran una veleta, sindicalista, populista, que acabó con la Gobernación del Valle. Dura apuesta esta del Centro Democrático que sabe, sin embargo, que Garzón marca bien en las encuestas y que su estilo popular, bonachón, tiene muy buena aceptación en la capital del Valle. ¿Será esta una de las razones para que el senador Jorge Iván Ospina se haya reunido con su colega Uribe en la más reciente visita del expresidente? ¿Veremos la foto de la senadora Susana Correa alzando la mano de Garzón? ¿Y a todas estas, Miguel Yusty y María del Pilar García, inscritos como precandidatos del CD para la alcaldía de Cali, son apenas una carta de negociación?

VER COMENTARIOS
Columnistas