La Alcaldía comienza a calentarse

Febrero 10, 2017 - 10:54 a.m. Por: Gerardo Quintero

A un año largo de que haya elecciones para las alcaldías, desde ya comienzan a perfilarse algunos candidatos para el primer cargo de Municipio. En primer lugar, miremos por el lado del médico Jorge Iván Ospina, a quien se le ha visto muy preocupado por construir un candidato que le dé continuidad a su programa de gobierno.En ese orden de ideas, uno puede pensar que Juan Carlos Botero, Johannio Marulanda, Juan Carlos Flórez y Luis Eduardo Barrera se muestran como las principales cartas de Ospina para un futuro relevo en la alcaldía. Por el temperamento y la forma de ser del alcalde, percibo que igual ninguno lo convence, pero al final necesita delegar en alguien esa responsabilidad. Hoy ha dejado abiertas todas las posibilidades y considero que no dará un paso, es decir un guiño, hasta tanto haya una encuesta que perfile favoritismos o que la misma premura del tiempo lo obligue a tomar una decisión.De otro lado, nuevamente comienza a jugar un peso pesado que se creía iba a estar al margen de la contienda electoral. El Gobernador Juan Carlos Abadía ha vuelto por sus fueros y no hay duda de que meterá baza para lograr quedarse, no sólo con la Alcaldía de Cali sino, obviamente, con la Gobernación del Valle del Cauca. ¿A qué puede jugar el gobernador? Conociéndolo, no tengo duda que apostará por una carta en la que vaya a la fija y preferirá una alianza con otros candidatos, así hayan sido sus contradictores, a tener una aventura solitaria.Por eso, creo que no se debe descartar una alianza para poner candidato entre la senadora Dilian Francisca Toro (La U); el ex senador Juan Carlos Martínez (detenido en la Picota) y Juan Carlos Abadía. ¿Quien puede ser el candidato? Me atrevo a pensar en un nombre que ha navegado sobre aguas turbulentas, pero nunca se ha mojado, siempre sale con la rompa limpia y sin arrugarse: se trata del concejal caleño José Luis Pérez, quien tiene la propiedad camaleónica de aparecer ayer como cercano a Abadía, luego muy amigo del médico Ospina, otras veces demasiado cercano a los congresistas del PIN, amigo de la Alianza Social Indígena y ahora se reencaucha y aparece en primera fila en las reuniones convocadas por Angelino Garzón. Este personaje, no lo duden, jugará un papel importante en las próximas elecciones para la Alcaldía. Y a propósito del flamante vicepresidente vallecaucano, sin duda Angelino vino el pasado fin de semana a presentar credenciales y, cual león en celo, a marcar territorio. ¿Alguien duda que la convocatoria de Angelino a la clase política tiene un tufillo de notificación de que ‘el depredador’ ha llegado a reclamar lo suyo? ¿Alguien duda que su reunión con el alcalde Ospina tenía como fin recordarle al médico su enfado por la ‘embarrada’ de irse con los verdes? Ospina sabe que la posibilidad de mantener su legado en la Alcaldía pasa por recomponer su deteriorada relación con Angelino y que éste finalmente le dé un guiño al candidato del médico. Dura apuesta.Otra carta, sin duda, será la actual gerente de Emcali, Susana Correa, quien cuenta con el respaldo de buena parte del uribismo regional, pertenece al ‘notablato’ caleño y su gestión en las Empresas Municipales ha sido muy bien calificada. Sale con excelentes notas porque la salvaron de quemarse en Emsirva y ahora se prepara para devolver al Municipio a Emcali. Es una carta que le gusta a Abadía y que tampoco, léanlo bien, le disgusta al alcalde Ospina.Mientras tanto, por los lados de los conservadores la disputa entre ellos es de alta tensión. Cuando se creía que Milton Castrillón iba a ser la gran apuesta de los azules, llevado de la mano del ‘histórico’ Germán Villegas, se aparecieron figuras con las que nadie contaba, pero que se quemaron en las elecciones parlamentarias y ahora están ‘desocupadas’ . En primer lugar está Santiago Castro, a quien varias personas han puesto a sonar por su seriedad y conocimiento, especialmente en el campo de las finanzas. Pero también hay otro pez que se mueve ágilmente y es Christian Garcés, quien también aspira a convertirse en alcalde de la ciudad, contando con el apoyo de los empresarios, estratos altos y votos de opinión de sectores medios y académicos.Esto apenas comienza, pero lo cierto es que en los círculos políticos la carrera ya comenzó y la ciudadanía tiene que estar en conocimiento de los pasos que se están dando para que, al final, no haya sorpresas.

VER COMENTARIOS
Columnistas