Jorge Iván Ospina, el gran perdedor

Febrero 10, 2017 - 10:54 a.m. Por: Gerardo Quintero

Una cosa queda clara en estas elecciones a la Alcaldía de Cali, faltando un mes largo para que se produzcan: el gran perdedor de estos comicios es el actual mandatario de Cali, Jorge Iván Ospina.¿Por qué el médico que ha liderado la recuperación de Cali en varios frentes de infraestructura será el gran derrotado? Porque es innegable que más allá de lo que aseguran los opositores al Alcalde, Ospina goza de una alta popularidad en la ciudad y las últimas encuestas le entregan 71% de reconocimiento. Entonces, para un Mandatario que cuente con un nivel de aceptación de estas características (cuando las últimas cuatro administraciones terminaron sus periodos con resultados negativos, a excepción del corto periodo de Ramiro Tafur) resulta absurdo que no tenga ni siquiera un candidato que represente su continuidad. Algunos dirán que ese candidato era Argemiro Cortés, su ex secretario de Cultura, pero nada más alejado de la realidad. Conozco alguna letra menuda del proceso de selección del candidato del Movimiento Podemos Cali (el que llevó a Ospina a la alcaldía) y puedo decir con certeza que Argemiro no era el candidato de Ospina, nunca lo fue. De hecho, el médico tenía en mente tres opciones diferentes: una era Juan Diego Flores, su secretario de Infraestructura; otro, Juan Carlos Botero, director de Hacienda, y el tercero era Luis Eduardo Barrera, presidente de Metrocali. Evidentemente ninguna de las candidaturas le cuajó a Ospina y casi por descarte le tocó a Argemiro Cortés asumir esa candidatura. Hay que recordar que el ex Secretario de Cultura le había apostado a su postulación para la Gobernación del Valle y de allá lo hicieron desistir, con la anuencia del vicepresidente Angelino Garzón y su Centro Independiente, para que asumiera la ‘representación’ de Podemos Cali para la Alcaldía caleña. Sin embargo, fue claro desde el principio que Ospina no le prestó la menor atención a la candidatura de Cortés. Esto rápidamente redundó en que el Movimiento Podemos Cali también se dividiera porque ninguno de los altos directivos de esta colectividad estaba con Argemiro. El senador Mauricio Ospina, a quien Argemiro no había dejado meter mano en la Secretaría de Cultura, no lo apoyó y se fue para la campaña de Sigifredo, al tiempo que otros ‘huevitos’ del médico Ospina fueron puestos en la campaña de Rodrigo Guerrero. Total, rápidamente la candidatura de Argemiro Cortés se fue diluyendo y el caos se apoderó del Movimiento Podemos Cali, que no pudo definir claramente su horizonte y se marchitó en sus conflictos internos.¿Cuál es el escenario de hoy? La gran preocupación de Jorge Iván Ospina y sus más cercanos colaboradores es un escenario en el que María Isabel Urrutia, representante del Polo Democrático, sea escogida como alcaldesa de Cali. Los grandes enemigos políticos de Ospina son el senador Alexánder López y el representante a la Cámara Wilson Arias, ambos adalides del Polo en la región y contradictores de Ospina hasta la médula. De ser elegida María Isabel, todos los proyectos y programas de Ospina se vendrían al traste e, incluso, muchos de los amigos del médico temen que la batalla política sea de unas características tan cruentas que se comience a escarbar piedra sobre piedra para sacarle trapitos al sol a la Administración Ospina.Hoy Argemiro está solo, el Alcalde y Podemos Cali jamás confiaron en él y la Administración actual se quedó sin candidato y sin quién defienda un Gobierno, que a la luz de las encuestas, tiene un alto reconocimiento. Esto, sin duda, resulta inconcebible para un hombre como Ospina, que reúne las características para liderar un proyecto a largo plazo y que se había trazado como meta iniciar la transformación de la ciudad. Sin embargo, en este caso, quedó en deuda con la gente que lo apoyó y que le sigue brindando su respaldo, pues no logró consolidar un proyecto político de largo aliento.Para Ospina los caminos conducen a Guerrero, no tiene otra opción. Milton Castrillón no es una persona que goce de la confianza del burgomaestre, así en el pasado hayan trabajado juntos en varios debates del Concejo, además de que al médico ha tenido enfrentamientos con el senador Germán Villegas, el padrino de Castrillón. Sigifredo López tampoco es cercano a Jorge Iván y con Clara Luz Roldán las diferencias son notorias, además de que tendría que verse sometido al liderazgo de la senadora Dilian Francisca Toro. Ospina confía en Guerrero, al final Podemos Cali terminará en la campaña del también médico y ex alcalde, pero falta ver en qué condiciones. ¿Podemos Cali y su gente, qué pueden aportarle a Guerrero? Una dosis de pueblo, una inyección de organización comunitaria de base. Un proyecto que tiene para mostrar unos desarrollos en infraestructura, en recuperación de confianza en la ciudad, más allá de la crítica de algunos sectores. Sin embargo, lo cierto es que Podemos Cali y el Alcalde llegan como invitados de segunda a la fiesta del 30 de octubre cuando debieron arribar como parte del show central.

VER COMENTARIOS
Columnistas