Fritanga en el MÍO

Enero 20, 2011 - 12:00 a.m. Por: Gerardo Quintero

No ha sido el más afortunado el regreso de Luis Eduardo Barrera a la Presidencia de Metrocali. Al tiempo que no se disipa la polémica por su nombramiento, aparentemente sin cumplir con el perfil del cargo, se le han unido un par de escándalos que no lo dejan tranquilo ni a él ni a la ciudad: por un lado la entrega a dedo de la explotación de todo el componente publicitario a la UT R&T (el recaudador del MÍO) y por el otro la no menos sorprendente iniciativa de instalar en tres estaciones del MÍO puestos de comida que funcionarán con pipas de gas.No entiendo qué puede estar pasando por la cabeza de Barrera para siquiera haber pensado en abrir esta posibilidad y permitir que la empresa Gurmetmio (a quien la UT R&T le encargó el negocio) hiciera las consultas respectivas con los bomberos.Desde Metrocali y la misma Alcaldía aseguran que es para instalar unos simples café-internet y vender ‘snacks’ y pasabocas. Que no mientan porque todo indica que en lo que quieren convertir las estaciones del MÍO es en una fritanguería. De otra manera no se explica por qué pretenden instalar sistemas de abastecimiento de gas propano (de pipa), tanques de almacenamiento, freidores y demás en las estaciones y solicitan a los bomberos de Cali el aval para tal fin.Cómo será de descabellada la idea que el propio comandante de los Bomberos, el capitán Álvaro Gutiérrez, lo considera un desatino y una bomba de tiempo. Es que es tan absurda esta ‘inteligentísima propuesta’ que la secretaria de Gobierno, Eliana Salamanca, decidió ‘lavarse las manos’, no entregar permisos y dejar eso en manos de abogados y del Comité de Prevención y Atención de Desastres.Más allá del peligro que esto puede representar para los usuarios del MÍO, me pregunto: ¿Qué le pueden aportar estas ventas a la cultura ciudadana? Por qué no más bien se les ocurre hacer exposiciones, instalar puestos de lectura, espacios para la poesía... Qué desagradable el sólo pensar en los pasajeros entrando con el dedo de queso y la gaseosa en el bus articulado. La suciedad que esto va a generar en los buses hoy impecables. Sin mucho esfuerzo desde las instancias oficiales, los propios caleños se han adueñado del sistema, lo quieren y han establecido unas códigos de uso que todos seguimos. Entonces, si Metrocali no va a aportar para mejorar los comportamientos en el MÍO, pues por lo menos que no se tire lo que hoy existe.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad