En cuerpo ajeno

En cuerpo ajeno

Septiembre 29, 2011 - 12:00 a.m. Por: Gerardo Quintero

Me he encontrado con el candidato a la Gobernación del Valle, Héctor Fabio Useche, un par de veces. Es un tipo tranquilo, inteligente y sé que es muy querido en su pueblo, Bugalagrande. El ex secretario de Salud del Valle, que trabajó en la Administración del destituido gobernador Juan Carlos Abadía, lidera hoy las encuestas al primer cargo del departamento. Sin embargo, un gran manto de duda lo cubre, si llegase a ganar las elecciones. ¿Es posible que Useche tenga autonomía cuando detrás de su candidatura se encuentran los inescrutables Juan Carlos (Abadía y Martínez)?Aquí estamos en presencia de lo que se podría configurar como un gobierno en cuerpo ajeno. No creo que Useche tenga la más mínima posibilidad de dirigir los destinos del Valle sin que no medie una voz o un guiño de los citados personajes. ¿Qué podemos esperar de un candidato que ha solidificado su pretensión electoral encima de los hombros de dos personas tan cuestionadas en la región y en Colombia?El hecho de que Useche lidere las encuestas es una clara demostración de que en el Valle, a muchos ciudadanos lo que le sucedió a Abadía (destituido) y a Martínez (preso por parapolítica) poco les importa. No hay sanción social, hay connivencia con el delito, no hay conciencia política. Que un hombre como Martínez siga moviendo desde la cárcel los hilos del poder en el departamento dice mucho de lo que hoy sucede en esta región. Un personaje que se da el lujo de que en las pasadas elecciones de Congreso su estructura política pase de 100.000 a 250.000 votos, manejándolos desde la prisión, dice mucho del nivel de podredumbre política que se está manejando en el departamento.Que una serie de candidatos a la Alcaldía de los municipios del Valle se desplacen hasta Barranquilla a besarle los pies a Martínez para que les dé el guiño para sus campañas, demuestra de los que están hechos nuestros supuestos líderes. Que hoy Martínez tenga a su haber y disposición cinco candidatos a gobernaciones, 101 para asambleas, 106 en alcaldías y 2.363 aspirantes a concejos nos muestra que el país sigue transitando por el camino de la trapisonda, que líderes políticos y una gran parte del electorado continúan desplazándose por la vía destapada, por encima de la pavimentada.¿Seguirá el Valle moviéndose en esa misma dirección? No soy optimista, el 30 de octubre los Juan Carlos celebrarán como ellos lo saben hacer.

VER COMENTARIOS
Columnistas