El poder de Garzón

El poder de Garzón

Febrero 10, 2017 - 10:53 a.m. Por: Gerardo Quintero

En el Valle del Cauca se cambia de padrino político, como se cambia el papel higiénico de un baño cuando se acaba. Esa es la verdad. Fue así, ha sido así y será así. Estamos acostumbrados a los cacicazgos, nos gusta. Unos han sido más persistentes que otros, unos más o menos honestos y otros siempre jugando al filo de la ley. Los ejemplos están allí. Hemos pasado de los liderazgos políticos de antaño liderados por los Balcázar Monzón, Carlos Holmes Trujillo, Holguín, Villegas, para pasar posteriormente a Juan Carlos Martínez, Abadía, Dilian, Roy... Ahora quien manda en el Valle es Angelino Garzón.En La Gobernación de Francisco Lourido, el vicepresidente de la República tiene el 80% de los funcionarios más cercanos que lo acompañaron en su gabinete departamental. De hecho, no es un invento que Lourido fue puesto en la Gobernación por Garzón y que se ha mantenido gracias a los buenos oficios del ex sindicalista devenido a político de grandes ligas.Hoy, Garzón pelea palmo a palmo su capital político en la región. La gran joya de la corona será la capital del Valle. Aquí en Cali es donde Angelino se jugará su futuro político y gran parte de su bastión para aspirar a la presidencia de la República en un futuro. Si Angelino no gana en las próximas elecciones a la Alcaldía de Cali no consolidará su poder y por lo tanto se diluirá en el tiempo.Por esa razón la gran preocupación del Vicepresidente es conformar un gran movimiento progresista, de tendencia centro izquierda, que logre alcanzar el primer cargo del Municipio. Garzón es un hombre sagaz, inteligente y sabe moverse como pez en el agua en la política. De sus tiempos de sindicalista no ha perdido la tozudez y la ‘combinación de todas las formas de lucha’ para actuar en la política. Con una caparazón de hierro, Garzón ha soportado estoicamente el caudal de críticas que le han llovido desde los grandes medios de comunicación que no le perdonan que algunas veces aparezca más en los noticieros que el presidente Santos y que se haya convertido en un superministro. Incluso, han intentado dinamitar su relación con el Jefe de Estado sugiriendo que Garzón se ha extralimitado en sus funciones y que se ha convertido en un colosal administrador de puestos.Garzón está en su hora y él lo sabe. Nadie esperaba que Santos lo escogiera como su fórmula y al ganar la presidencia, Garzón ha aprovechado cada minuto de su tiempo en el cargo para mandar el mensaje de que no será un vicepresidente de decoración y que luchará por consolidar un proyecto político nacional. Ni siquiera Por eso el Valle del Cauca y su capital serán el laboratorio en el cual se cocinará o sucumbirá toda la estrategia del Vicepresidente. En el departamento, por fuentes muy cercanas a Garzón, sé que definitivamente no tendrá candidato y que apuntará a la candidatura de Ubeimar Delgado, previa contraprestación de que éste apoye a Argemiro Cortés en su aspiración a la Alcaldía.Garzón se juega todos sus restos en la capital del Valle. Cortés es su gran apuesta y por eso ya logró que personajes como Gustavo Petro, poco cercanos a él y a Ospina, hayan manifestado cercanía hacia la postulación del ex secretario de Cultura.El Vicepresidente está en su hora y de ganar en Cali esta plaza será el trampolín de su aspiración presidencial, opción que ya tiene unos cuadros organizadores como son Orlando Riascos y Franklin Legro.Por ello, Garzón apostará sus restos a ganar la alcaldía de Cali y consolidarse como el patrón de la política en el departamento.

VER COMENTARIOS
Columnistas