Alianzas que se cuecen tras Alcaldía de Cali

Febrero 10, 2017 - 10:53 a.m. Por: Gerardo Quintero

Tres bloques grandes de la política son los que se vislumbran disputándose las elecciones a la Alcaldía de Cali, en octubre próximo. Por un lado, los amigos del alcalde Jorge Iván Ospina y del vicepresidente Angelino Garzón están diseñando una estrategia de centro-izquierda que reúna movimientos como Podemos Cali (de Ospina), Centro Independiente (angelinista), la ASI, el Partido Verde y miembros del Partido Liberal, que no están conformes con la campaña del concejal Carlos Pinilla. En este gran bloque entrarían a jugar, por lo menos, tres nombres: el ex secretario de Cultura Argemiro Cortés, el ex diputado Sigifredo López y el ex secretario de Tránsito Fabio Cardozo.De los tres, el que mejor marca en las encuestas es López, quien ha mantenido un perfil bajo y no quiere poner todavía su nombre a figurar, por lo menos de manera oficial. El segundo en disputa es Cortés, quien contaría con el apoyo de Ospina y del propio Angelino, quien ha sido su mentor político desde años atrás. Cardozo, entre tanto, no salió en muy buenos términos de la Alcaldía y no cuenta con mucho apoyo de la base del Ospinismo. La disputa, entonces, podría concentrarse entre López y Cortés, quienes buscarían copar ese segmento centro, centro-izquierda.Una consulta será finalmente la que dirima quién será el candidato de este grupo, el cual tendrá la tarea de mantener las obras iniciadas por Ospina y evitar el avance del PIN en la capital del Valle.Aunque esta candidatura puede pisar fuerte, es indudable que dependerá mucho de cómo termine el médico Ospina su gestión. Si el Alcalde logra finalizar su mandato sin escándalos, con el estadio entregado y las megaobras andando a todo vapor puede remolcar la opción de su sucesor. Si esto no sucede, cualquier aspiración salida de la entraña de este grupo se desvanecería porque el candidato que surja de esta fuerza será fácilmente demolido por sus rivales.El contrapeso a esta alianza podría ser, si gana las elecciones internas de la U, la ex gerente de Emcali Susana Correa. Ella parece encarnar el gran caudal uribista de Cali, además de que cuenta con el apoyo de un amplio sector dirigencial de la ciudad. Susana Correa es posible que cuente con el apoyo decidido del ex presidente Álvaro Uribe, pero no de Juan Manuel Santos, pues no se entendería que Angelino esté jugando en las elecciones de Cali, sin el permiso expreso de su jefe.Sin embargo, un aspecto juega en contra de Correa y es que es resistida en algunos sectores político, que la consideran ajena, soberbia y poco receptiva a los lineamientos partidistas. Incluso desde la propia U suenan los cañones. Son comidilla política los acercamientos que ha tenido la senadora Dilian Francisca Toro con su colega conservador Germán Villegas. Estos encuentros demostrarían que la congresista no quiere quedarse al margen de la contienda electoral y reflejan que su candidata, la concejal Clara Luz Roldán, aún no logra conectar con la comunidad. De todas formas, de ganar Susana Correa la consulta concitaría un amplio sector dirigencial de la ciudad, se presentaría como la representante del uribismo en Cali y podría lograr el apoyo del PIN a su candidatura, cuyo peso electoral no se puede desconocer. Un tercer grupo que pelearía duro por el primer cargo en el Municipio sería el encabezado por Milton Castrillón. El actual concejal viene trabajando desde hace más de un año en su campaña, conoce los vericuetos de la política como el que más y sabe que en su apuesta lo puede apoyar la llamada clase política de base, desdeñada por muchos, pero que es de las más obedientes a la hora de votar.Castrillón puede ser un ‘gallo tapado’ porque podría reunir en torno a sí una conjunción política de sectores de la U, el Partido Conservador y hasta Cambio Radical. Sin embargo, esa misma fortaleza es su propia debilidad. Su clara estirpe política y su procedencia como concejal no dejan prosperar su candidatura en sectores de opinión. Esto implicaría que su fuerza se reduciría al voto político amarrado. Si Castrillón no crece en el impredecible voto de opinión difícilmente puede alcanzar el primer cargo del Municipio.Tal como van las cosas, lo que ocurrirá en la capital del Valle será una gran batalla política en la que choquen dos tendencias ideológicas. ¿Qué tanto va a incidir Uribe en estas elecciones? Ese es el gran interrogante. ¿Es suficiente para ganar una contienda política presentarse como el candidato del uribismo? ¿Una alianza de centro-izquierda puede dar continuidad al proyecto de Ospina? ¿La organización política de base es suficiente para ganar unos comicios para la Alcaldía de Cali? El debate está abierto y los próximos dos meses serán definitivos para perfilar candidaturas y definir quiénes tienen reales opciones de alcanzar el primer cargo en la ciudad.

VER COMENTARIOS
Columnistas