Papá Noel vs. Niño Dios

Papá Noel vs. Niño Dios

Diciembre 17, 2010 - 12:00 a.m. Por: Fray Luis Patiño

Para los creyentes en Jesús de Nazareth, la Navidad es la elocuente presentación de un proyecto de vida feliz, que nos propone el Niño Dios, desde una pesebrera. Esa propuesta de felicidad consiste en construir una sociedad donde se vivan radicalmente los valores de la justicia, la verdad, la libertad, el amor y la paz.Una sociedad, por tanto, donde nadie sea excluido, donde se desenmascaren las mentiras institucionalizadas, donde cada quien pueda autodeterminarse de acuerdo con su libre e íntima conciencia, una sociedad de la ternura que conquista, por fin, la paz.Fundamentalmente eso es lo queremos celebrar los creyentes en estos días. Ese es el núcleo esencial del cristianismo, esa es la razón de ser de la Iglesia Católica, ese es el único camino para vivir la felicidad en este mundo y en el ‘más allá’.Pero en Navidad también se nos propone otro proyecto de vida que nos invita a acaparar bienes materiales, a consumir de manera desenfrenada, a dominar a los más débiles y a buscar desesperadamente el placer, por el placer.Quienes promueven este proyecto diabólico están tratando de desaparecer la imagen del Niño Dios que les estorba y les contradice. Por eso están promocionando, con mucho éxito, otra imagen muy atractiva: la de un muñeco pagano autosuficiente y lleno de regalos, el ‘Papá Noel’, símbolo del consumismo, la opulencia, la saciedad.Son dos proyectos que se chocan en Navidad, en una lucha muy desigual entre el pobre Niño Dios y el opulento y atractivo muñeco, que está mucho más presente que Jesús en nuestras familias, en los centros comerciales y en la ornamentación navideña.Hay libertad de escoger uno de esos dos proyectos, no hay obligación de ser cristianos. Pero no sigamos llamando ‘Navidad’ lo que no tiene nada que ver con el nacimiento y el proyecto de Jesús de Nazareth.

VER COMENTARIOS
Columnistas