La cultura ciudadana

Agosto 16, 2014 - 12:00 a.m. Por: Fernando Murillo Orrego

A partir de la evolución de nuestra humanidad, han venido mutando diversas manifestaciones sociales que día a día se ven reflejadas en el ciudadano ya sea para desarrollar actividades de bien o tomar actitudes que denotan una agresividad y pérdida de la cultura; es decir una carencia de principios y valores.Con esta introducción, me dirijo a los vallecaucanos con una mirada preocupante pero no indiferente a los factores que han originado a que algunos ciudadanos miren con irrespeto a la institución y tomen decisiones excitadas que han influido a que procedamos conforme a lo dispuesto en la Constitución Política, la ley y los tratados internacionales ratificados por el Estado colombiano.Decirles que nuestra Policía “es un cuerpo armado de naturaleza civil, a cargo de la Nación, cuyo fin primordial es el mantenimiento de las condiciones necesarias para el ejercicio de los derechos y libertades públicas, y para asegurar que los habitantes de Colombia convivan en paz”. (Art. 218 Constitución Política).En nuestra institución existe una responsabilidad individual de nuestros policías frente al uso ponderado de la fuerza, fundado en los principios de racionabilidad, necesidad y proporcionalidad, que obligan al agotamiento de alternativas disuasivas y preventivas para tratar de restablecer el orden público. Por ello fundamento el ejercicio policial, ante escenarios desestabilizadores de la convivencia y seguridad ciudadana, no como un mecanismo de agresión, si no como una herramienta para reducir, someter, proteger, amparar y conducir a personas que infringen el derecho público, a través de medios coercitivos amparados y reglamentados por la ley, que lo único que buscan es el restablecimiento de la convivencia pacífica en nuestro departamento.Recordarles que nuestra Policía Nacional hoy se encuentra más profesionalizada y valorada como modelo para otras policías en el mundo, que trabaja por el respeto de los derechos humanos y que se consolida como la principal herramienta del ciudadano para hacer valer y respetar sus derechos. Nuestra Policía, debe ser vista por la comunidad como una institución garante de los derechos humanos que diariamente trabaja por mantener un acercamiento directo con el ciudadano a través de estrategias dirigidas puntualmente al servicio social y comunitario. Por esta razón es importante que cada persona deposite toda la confianza en nuestros hombres y mujeres policías, quienes sin temores y favores estarán prestos y atentos a todas las necesidades que aquejan a nuestra ciudadanía.Por último, invito a cada hogar vallecaucano a trabajar arduamente por la recuperación de los valores y la cultura que identifica a cada colombiano y pongo a su disposición el trabajo social de nuestros profesionales, en la formación de una generación más responsable y solidaria en la construcción de la paz.*Comandante Policía Valle

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad