Un país desencantado

Un país desencantado

Septiembre 28, 2013 - 12:00 a.m. Por: Fernando Cepeda Ulloa

El 75% de los encuestados por la firma IPSOS de Napoleón Franco para algunos grandes medios, cree que el país va por mal camino. Y tan sólo el 17% cree que la situación va a mejorar. Es el desencanto, ni más, ni menos. El 70% o más de los encuestados no tienen confianza en los poderes públicos, Gobierno, Justicia, Congreso. Todos los cinco partidos políticos de la Mesa De Unidad Nacional tienen más imagen desfavorable que favorable. Y el Congreso Nacional tiene una desfavorable del 62%. Ningún Ministro tiene una opinión favorable superior al 50%.El Gobierno tiene una relación especial con Nicolás Maduro y las FARC. El jefe de ésta tiene una desfavorabilidad del 83% y Maduro del 82%. ¿Esa valoración tan negativa habrá afectado al Presidente Santos? Ojo, se refuerza con la valoración negativa de los partidos que conforman la coalición de gobierno y la del Congreso donde operan gobierno y dirigentes de los partidos.¿Acaso se refleja esta desfavorabilidad tan notoria en el Presidente Santos? La encuesta es coherente. Desde los primeros cien días, el Presidente Santos ha perdido un 44% de favorabilidad, paso de 73% a 29 %.¿Y esta situación encuentra una expresión similar en la valoración que hacen los encuestados sobre la gestión de las políticas públicas? En relaciones internacionales paso de 83%, inicial al 44%, es decir un bajonazo de 39%. La gestión frente al fallo de la Corte Internacional es desaprobada por el 76%. El 60% cree que la economía va mal o muy mal. La insatisfacción frente a su gobierno es de 71%, y 77% creen que incumplió sus promesas. Así las cosas, sólo el 19% está de acuerdo con la reelección. En el estrato alto el 22%, la comparten.¿Y cómo le va al expresidente Álvaro Uribe y a las listas del Centro Democrático? Como expresidente ha perdido 18%, al pasar del 76% de favorabilidad al 58%. ¿Se refleja eso en el apoyo a la lista que proclamó para el Senado? Pues entre los que votarán, excluidos votos en blanco y abstencionistas, el 60% la apoya. En otros términos, el expresidente le endosa su favorabilidad, pese a lo que afirman muchos. Y al presidente Santos le han endosado la desfavorabilidad.Estas cifran indican que la confrontación con Uribe, el precario manejo del fallo de la Haya y las negociaciones con las Farc, incluido el permanente abuso mediático en que esa guerrilla ha incurrido, y la movilización social que ellas han estimulado, no obstante la justicia de las demandas de los diversos sectores sociales, han deteriorado gravemente la opinión de los ciudadanos sobre el gobierno.¿Y por qué se salva el vicepresidente Angelino Garzón? Tiene 66% de favorabilidad. Nadie le compite, si acaso el expresidente Uribe quien está ocho puntos por debajo. ¿Una situación irreversible? Pues la de Juan Manuel Santos era parecida un año antes de la segunda vuelta, hace cuatro años. Y arrasó. ¿Se dan hoy las mismas circunstancias? Los escenarios que trae la encuesta no son creíbles, como lo advierten los encuestadores. Son útiles, eso es todo. ¿Sera el Presidente Santos capaz de dar el viraje que lo llevo al triunfo hace cuatro años? ¿Tendría el mismo efecto? ¿La variable Uribe lo impediría? Si quiere reelección, el presidente Santos tiene que cambiar el juego. Uribe presidencializó la campaña de Congreso cuando ya no hay candidatos ciertos para la presidencial, postulando una lista y un programa meses antes de que otro partido pueda hacerlo. Y que Vargas Lleras no se haga ilusiones de que puede derrotar a Santos.

VER COMENTARIOS
Columnistas