¿Replanteo?

Diciembre 17, 2016 - 12:00 a.m. Por: Fernando Cepeda Ulloa

Siete décadas de progreso, paz entre los grandes poderes y crecimiento económico. Es lo logrado con el Orden Internacional que se construyó al terminar la Segunda Guerra Mundial, dice el editorial de la prestigiosa revista Foreign Affairs, cuya portada trae un globo roto que dice: “Ya no funciona” (Out of Order) para referirse a la crisis que se tiene hoy. Y concluye: “Estamos viviendo oficialmente tiempos interesantes; ¿Qué tanto de esta maldición está ocurriendo? Veremos”. Varios ensayos desarrollan el tema en esta edición correspondiente a Enero-febrero/2017. Preocupante.Si continuamos con otras fuentes, esta preocupación aumenta. El New York Times del miércoles diciembre 14, con gran despliegue en primera página plantea el ataque cibernético de Rusia al Partido Demócrata durante la campaña. Primera vez que un poder extranjero -dice- intenta hacer eso, es decir, dañar una candidatura (la de Hillary) para favorecer otra, (la de Trump). Lo asimila a Watergate hace 44 años. Y enseguida, recoge el duro debate contra la nominación de Rex W. Tillerson, el presidente de Exxon-Mobil, para la Secretaría de Estado, o sea el manejo de la Política Internacional. Cita el caso de un contrato con los Kurdos en Iraq, que fue más allá de los intereses de Bagdad y Washington. ¡La compañía tiene un valor en el mercado de acciones de más de 390 billones de dólares! Tres republicanos del Comité de Relaciones Exteriores del Senado han criticado duramente esta escogencia: Marcos Rubio, Lindsey Grahan y John MacCain. Los expertos dicen que Trump puede perder dos votos para la confirmación en el Senado pero ni uno más.Para la Secretaría de Energía postula a Rick Perry, exgobernador de Texas. Es un ministerio que él ha propuesto suprimir. Lo propio ocurre con la Agencia para la Protección del Medio Ambiente. Ya se habla de una Nueva Guerra Fría, tanto por la guerra cibernética como por el rechazo de muchos a la candidatura de Tillerson, por su conocida amistad con Putin. Henry Kissinger, Condolezza Rice y Robert Gates han salido, también, en favor de este nombramiento. Pero los opositores ven conflictos de interés en estos apoyos.El tema de Rusia está tanto en la Guerra Cibernética como en el nombramiento de Tillerson. Pero Trump y sus consejeros, ridiculizan los ataques y afirman que el documento de la CIA que señala a Rusia corresponde a una agencia politizada, al servicio de los demócratas y, por tanto, no es confiable. Esto lo reafirma el general Flynn, nuevo Consejero de Seguridad.Al mismo tiempo, hay varios intentos para impedir, si fuese posible, debilitar o deslegitimar la presidencia de Trump. Se pide a los Delegados Electorales que el próximo Diciembre 19 no voten por la Presidencia de Trump. Inusitado. Se realiza recuento de los votos en tres estados, para establecer si realmente Trump ganó. Y se investigan eventuales conflictos de interés de Trump para ir contemplando una “destitución por vía Congreso”. Si seguimos escarbando se encuentra el juicio contra la excelente directora del Fondo Monetario Internacional, señora Lagarde que, como ministra de Hacienda de Sarkozy autorizó un pago de 408 millones de euros al millonario Bernard Tapie. Así podrían mencionarse otros acontecimientos que muestran que el Orden Mundial requiere replanteamiento y la Democracia Liberal también.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad