Propiciando la firma

Marzo 14, 2015 - 12:00 a.m. Por: Fernando Cepeda Ulloa

Es evidente. El presidente Santos ha puesto en marcha una estrategia para acelerar la firma del ‘Acuerdo para la terminación del conflicto’. Vale la pena señalar algunos de los elementos, así:1. El apoyo de Estados Unidos traducido en la inmediata actuación del Enviado Especial Aronson es un factor clave. Sabemos cuáles son los temas que conciernen a Estados Unidos. Desde la situación de Simón Trinidad, Sonia y otros, hasta el tema de las drogas, el lavado de dinero (su origen es ilegal y buena parte tiene que ver con el negocio criminal de las drogas). Pero la pregunta más significativa es, ¿y por qué ahora? Una respuesta probable es porque Estados Unidos está en capacidad de buscar una pronta firma del Acuerdo a cambio de concesiones en ésta y otras materias. De resto, no tendría sentido la rapidez con la cual se ha movido el Enviado Especial.2. A su turno, España, desde Noviembre había anunciado que llevaría el tema de Colombia al Consejo de Seguridad. Pero, ahora, con ocasión de la visita de Estado del presidente Santos, el Canciller español fue más específico: España solicitará que el Consejo de Seguridad aplique el artículo 16 del Tratado de Roma que le permite ordenar la suspensión de las investigaciones que viene adelantando la Corte Penal Internacional con respecto a un país. Y ello por período de un año, que puede renovarse. Es decir, está ofreciendo una salida al máximo nivel para los complejos problemas que tiene el Acuerdo en materia de justicia. Otro incentivo de largo aliento para que el Acuerdo supere un difícil obstáculo.3. Todo el programa de desescalamiento para corresponder al cese unilateral de fuego por parte de las Farc. La suspensión de bombardeos es, sin duda, la de mayor impacto. La superioridad aérea fue decisiva en el debilitamiento de las guerrillas. Y ahí Estados Unidos jugó papel más que fundamental. 4. No sólo la revisión de los procedimientos que desde hace más de una década se adelantan en los Estados Unidos contra el Secretariado de las Farc, para solicitar su extradición por involucramiento en el negocio criminal de las drogas o del secuestro contra ciudadanos estadounidenses, sino la suspensión de nuevas órdenes de extradición (poder discrecional del Presidente) constituyen otro estímulo de gran envergadura para que las Farc se allanen a una pronta finalización del conflicto.5. La creación de una Comisión Asesora de alto nivel con la incorporación de los contrincantes en la lucha por la presidencia de 2014 (con excepción de Enrique Peñalosa) busca, también, generar ambiente propicio en la opinión pública para la apropiada aceptación de la firma del Acuerdo. 6. El anunciado ataque a las Bacrim, como Objetivo de Alto Valor, es indispensable como quiera que tiene que ver con garantías de seguridad para los desmovilizados, particularmente los miembros de la cúpula.Son todos incentivos para acelerar la firma del Acuerdo. El gran vacío lo representa la resistencia del ELN para incorporarse a este proceso de negociación porque, no hay cómo eludir esta realidad, el ELN ocuparía muy rápidamente buena parte de los espacios que dejen las Farc, tanto en el manejo de negocios criminales (drogas ilícitas, explotación del oro ilegal, coltan, contrabando de gasolina, etc.) sino en su accionar militar ahora reforzado con ingresos multimillonarios.

VER COMENTARIOS
Columnistas