Oecd

Oecd

Enero 26, 2018 - 11:50 p.m. Por: Fernando Cepeda Ulloa

Es el principal tanque de pensamiento del mundo en materia de Políticas Públicas. Familiarizarse con las actividades de la Oecd, en castellano Ocde, Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo, es contar con la mejor información y las mejores experiencias de los países más exitosos en lo que tiene que ver con la formulación, implementación, evaluación y corrección de las políticas públicas de los diferentes sectores. Un verdadero tesoro. Si la Oecd no existiera habría que inventarla. Solamente 35 países la integran. Cuenta con personal calificado de más de 2.500 personas. Su secretario general es el señor Ángel Gurría, mexicano, exministro de Hacienda y exministro de Relaciones Exteriores. Muy competente.

Tan sólo dos países latinoamericanos forman parte de la Oecd: México y Chile. Este último ingresó en 2009. Colombia, por fortuna, inició su proceso de ingreso en 2008 y fue aceptada como Miembro del Centro del Desarrollo en julio de ese año. El Centro es el umbral de entrada. El Ministro de Relaciones Jaime Bermúdez, jugó papel definitivo al asumir la responsabilidad de responder afirmativamente a la invitación que le formuló el Centro a Colombia, para hacer parte del mismo. En contravía de opiniones de la propia Cancillería. Algún día habrá que contar esa historia absurda. Él mismo, en una reunión de Cancilleres en mayo de 2009 destacó la importancia de esta decisión.

Juan Manuel Santos, en calidad de Presidente Electo, obtuvo, personalmente, la manifestación de buena voluntad hacia el deseo de Colombia de adherir formalmente a la Oecd como tal, por parte de los Gobiernos británico, francés y alemán. Visitó la sede de la Oecd en París y compartió con Ángel Gurría, recuerdos de su amistad cuando ambos trabajaron en Londres en la Organización Internacional del Café. Allí expresó su compromiso de hacer todo lo necesario -nada fácil- para que Colombia entrara al grupo de países interesados en compartir las mejores prácticas en materia de Políticas Públicas. Así lo dijo en su discurso de posesión en el cual, además, anunció la adhesión de Colombia a uno de los principales instrumentos internacionales en la lucha contra la corrupción, la Convención Antisoborno de la Oecd.

Muy rápido el asunto iba en serio. Colombia invitó a la Oecd a elaborar un informe sobre la situación económica, que fue presentado en la Universidad de los Andes por Sebastián Nieto, hoy subdirector del Centro de Desarrollo. Tanto Catalina Crane como María Lorena Gutiérrez, asesoras del Despacho Presidencial, se ocuparon de las complejas y dispendiosas relaciones, entre los diversos organismos de la Oecd y los ministerios y agencias gubernamentales en Colombia. Una interrelación de carácter técnico, de muy alto nivel, que implicaba la revisión de Políticas Públicas en Colombia en campos estratégicos.

Catalina Crane pasó a ser, en París, la encargada de propiciar y orientar esos trabajos. El lunes pasado el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, presentó los resultados de esta interacción y anunció que en junio, el Consejo Directivo de la Oecd, o sea los 35 países que lo integran, decidirá sobre el ingreso de Colombia. Han sido diez años y dos presidentes, Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos. No ha sido fácil pero la membresía de Colombia tendrá gran impacto sobre la calidad de nuestras Políticas Públicas y nos dará un sello de credibilidad enorme ante la comunidad mundial.

VER COMENTARIOS
Columnistas