Ideas para al plan de desarrollo

Ideas para al plan de desarrollo

Junio 29, 2014 - 12:00 a.m. Por: Esteban Piedrahíta

En las pasadas elecciones, el presidente Santos obtuvo en el Valle del Cauca una diferencia favorable frente a Óscar Iván Zuluaga de 367.613 votos. Esta cifra representa un 40% del total del margen de victoria del primer mandatario a nivel nacional (911.985 votos). No hay duda de que este departamento fue trascendental en la reelección del presidente y espera, justificadamente, una participación significativa en los planes del nuevo gobierno.La hoja de ruta para la distribución de los recursos presupuestales en los próximos cuatro años es el Plan Nacional de Desarrollo. Este representa la oportunidad de consignar las demandas del departamento en un documento con fuerza de ley. Como las necesidades siempre superarán la disponibilidad, es preciso que los intereses regionales converjan, a instancias del escenario clave del Bloque Regional y Parlamentario del Valle, en torno a un número limitado de proyectos de alto impacto. A continuación algunas ideas para la discusión:1. Doble Calzada Buga-Buenaventura: Los vallecaucanos ya estamos cansados de hablar de este proyecto. Sin embargo, sigue siendo un anhelo aún lejano. Aunque la ejecución de los tramos contratados se ha acelerado, ¡cerca del 50% del trazado no tiene licencia ambiental y/o no está financiado! Esta vía crucial requiere de aproximadamente $700.000 millones de pesos para su terminación, además de una acción excepcional y concertada de los ministerios de Transporte, Ambiente, Interior, Minas y Defensa para enfrentar las kafkianas dificultades de licencia ambiental, invasiones de predios, “comunidades” y minería ilegal que tiene. Para completar el corredor hasta Bogotá falta financiar y contratar también el segundo Túnel de la Línea de un costo aproximado de 1 billón de pesos.2. Conexión a la Orinoquía: A medida que el país avanza en su vialidad norte-sur con la Ruta del Sol, las Autopistas para la Prosperidad, entre otras, el reto pendiente es mejorar la conectividad oriente-occidente. La justificación económica de mediano y largo plazo es clara: la Orinoquía es la despensa agrícola y minera de Colombia y los principales mercados para estos productos están en Asia. Además, conectar el Llano, el Huila, el Tolima y el Valle con una carretera digna debiera ser el proyecto de infraestructura prioritario dentro de un Acuerdo de Paz con las FARC. Es imperativo para nuestra región y para la prosperidad y seguridad del sur del país (una de sus regiones más atrasadas) que el Plan de Desarrollo incluya recursos para los estudios Fase II y III de esta vía y para su construcción.3. Troncal Autopista Suroriental del MÍO: Cali concentra el 50% de los habitantes del departamento y una proporción similar de su población pobre y vulnerable. Asegurar un servicio de transporte público de calidad en la ciudad capital, debe ser una prioridad regional. Por motivos de presupuesto, la troncal de la Autopista Sur-Oriental quedó por fuera de la infraestructura de la primera fase del MÍO. Esta obra, de alto contenido social, cerraría por el oriente la red del sistema y mejoraría significativamente la calidad del servicio. Su costo aproximado es de $550.000 millones.Hay muchos más proyectos meritorios. Por ejemplo, dotar finalmente de servicios públicos de calidad a Buenaventura y de una gran Zona Industrial, como ya ha venido proyectando el gobierno, donde se puedan asentar empresas generadoras de empleo y concurran todas las entidades de comercio exterior del gobierno, es fundamental. Lo importante es recordar que el que mucho abarca poco aprieta y que el foco debe estar en proyectos de gran impacto.

VER COMENTARIOS
Columnistas