Defendamos a Emcali

Defendamos a Emcali

Septiembre 08, 2014 - 12:00 a.m. Por: Ernesto De Lima

Últimamente Emcali ha venido siendo injustamente criticada a través de los medios de comunicación. Se denuncian supuestas irregularidades cometidas en la asignación del Contrato para reforzar la estructura de la estación de bombeo de agua en El Paso del Comercio. La verdad es que el Comité encargado de analizar las propuestas presentadas por los interesados en la obra encontró que en la evaluación original no se había tenido en cuenta la acreditación de experiencia presentada por uno de los proponentes. Coincidencialmente, era la que mejores condiciones ofrecía y por esa razón la Junta Directiva le asignó el contrato. Pero uno de los otros proponentes precalificados denunció el supuesto direccionamiento de ese contrato, no obstante que lo que se evitó fue que se quisiera eliminar la mejor propuesta. En mi larga vida me ha correspondido ver que al menos en tres oportunidades Emcali ha sido víctima de malos manejos que le han impedido ser para Cali la importante fuente de recursos que es EPM para Medellín. La primera vez fue en el gobierno de Rojas Pinilla cuando todos sus cargos de dirección fueron asumidos por adeptos de ese movimiento político que cometieron toda suerte de desafueros, lo que le representó un grave atraso en el desarrollo de sus actividades y un detrimento patrimonial significativo. Esa misma situación se presentó en varios de los gobiernos municipales controlados por los partidos tradicionales, que arrasaban virtualmente con casi toda la planta de personal de la empresa, excepto la cobijada por el fuero sindical, lo cual le causó grandes trastornos administrativos y financieros. Pero tal vez el peor momento para Emcali fue la seguidilla de malos alcaldes que recientemente gobernaron a Cali. Durante esos años se constituyó en la “caja chica” de los grupos políticos que le dieron su respaldo a nefastos gobernantes, lo que produjo la intervención de la Superintendencia de Servicios Públicos.Conozco desde hace varios años a Óscar Pardo, el actual gerente de Emcali y a Nicolás Orejuela, Secretario General de la entidad. Puedo aseverar que son dos profesionales de la más alta calidad humana e intelectual, que están empeñados en defender el patrimonio más importante que tenemos los caleños. Por eso, no dudo en recomendar a quienes vienen realizando esas críticas, seguramente mal informados por quienes persiguen intereses oscuros, que se acerquen a la empresa para pedir las aclaraciones que consideren pertinentes. No desconozco la importancia que tienen los medios de comunicación para ejercer control sobre la correcta utilización de los recursos públicos. Lo importante es que hagan sus investigaciones documentándose muy bien y no basándose en rumores y denuncias de quienes desean que Emcali vuelva a ser la “gallina de los huevos de oro” de funcionarios y contratistas rapaces que la llevaron a su total postración económica, de la cual se viene recuperando, precisamente por la correcta y eficiente gestión que vienen realizando sus actuales directivos.

VER COMENTARIOS
Columnistas