¡Por fin llegará!

¡Por fin llegará!

Mayo 18, 2011 - 12:00 a.m. Por: Emilio Sardi

Como náufrago que avista el navío que lo salvará, los medios anuncian con alborozo que por fin llegará el anhelado TLC con Estados Unidos. A quién beneficiará este tratado puede deducirse de las reacciones que este anuncio ha despertado en los dos países.En Estados Unidos, la Federación de Granjas Americanas estima un gigantesco aumento en exportaciones a Colombia. También esperan recuperar o abrir nuevos mercados la Asociación Nacional de Cultivadores de Maíz, la Asociación de Refinadores del Maíz, el Consejo Nacional de la Papa, la Asociación Americana de la Soya, las Industrias del Trigo, el Consejo de Productores de Granos, la Asociación Americana Forestal y del Papel, la Asociación Nacional de Ganaderos de Carne de Res, el Consejo Nacional de Productores de Cerdo, el Consejo de Exportaciones Lácteas de Estados Unidos, y la Federación Nacional de Productores de Leche. El Instituto Americano de Alimentos Congelados, la Asociación de Productores de Comestibles, la Asociación Internacional de Alimentos Lácteos y el Consejo de Licores Destilados celebraron los cambios que les permitirán incrementar las exportaciones hacia Colombia en alimentos, bebidas y otros productos de consumo, incluidos productos congelados como frutas, papas prefritas, vegetales mixtos y maíz.La Asociación Nacional de Industrias de Manufactura de Estados Unidos recordó que la balanza comercial de productos manufacturados les favorece ya en US$ 7.000 millones, suma que espera aumentar sensiblemente. Y cosa similar esperan la Cámara de Comercio de Estados Unidos, la Asociación Americana de Seguros, el Consejo de la Industria de Tecnologías de la Información, la Asociación Americana del Calzado y el Vestuario, el Consejo para Negocios Internacionales y la Mesa Redonda de Negocios, que reúne a compañías que representan un tercio del mercado de capitales de ese país.En Colombia, en cambio, escasean las voces optimistas. La Andi celebró el avance, como corresponde a un gremio al que están afiliadas la mayoría de las transnacionales que se enriquecerán con el tratado, pero también enfatizó que, para poder aprovechar los acuerdos comerciales, es necesario aplicar una agenda de competitividad que, lamentablemente, no luce lograble. Protabaco piensa que el TLC permitirá exportar algo de su benéfico producto. Analdex destacó que parece más despejado el panorama para el tratado. Y pare de contar.La diferencia de entusiasmo es explicable. Los escasos estudios que se han hecho sobre lo que puede esperarse de lo que se le impuso a Colombia, cuando son serios, muestran más daños y riesgos que beneficios. En 2010, los combustibles, los minerales, los metales preciosos, el café y las flores representaron cerca del 90% de nuestras exportaciones a ese país. Poca cosa más se exportará con el TLC.Adicionalmente, las cláusulas de “anulación y menoscabo” y “expropiación indirecta” establecen, en esencia, que el Gobierno colombiano deberá resarcir cualquier desmedro que, por acción del Estado, sufran los inversionistas extranjeros en sus expectativas de utilidades. Además de exponer al país a pagarles a los extranjeros sumas monstruosas, estas cláusulas violan el principio de igualdad y generan una competencia desleal permanente contra los empresarios nacionales. Ahora que ellos empiezan a leer y a entender lo que se firmó, su poco entusiasmo caerá aún más. Si sobreviven.

VER COMENTARIOS
Columnistas