Los 21 petardos

Los 21 petardos

Mayo 22, 2018 - 11:50 p.m. Por: Emilio Sardi

El 21 de agosto se cumplirán diez años de que el Concejo de Cali aprobara la ejecución y cobro vía valorización del plan de obras conocido como ‘Las 21 Megaobras’ que le presentara la funesta alcaldía del hoy senador Jorge Iván Ospina. La de la ‘renovación’ del Pascual Guerrero por más de $100.000 millones, la de los millones de dólares entregados por el MÍO a una empresa fantasma israelí, la de los convenios multimillonarios que evadían las reglas de selección objetiva de la contratación, la de las concesiones de obras dispersas, sin planificación, la de las contrataciones directas de todo tipo, incluidas las masivas de servicios personales. La de los 40.000 votos por el desconocido hermano del alcalde.

Este ‘plan’ estaba constituido por una lista de obras sin diseños finales, y era claro que ni ellas eran tales ‘mega’ ni el cobro propuesto cumplía el estatuto de valorización, pues no existían proyectos concretos, ni presupuestos completos, ni los estudios requeridos para irrigar las contribuciones. Era sólo un paquete de proyectos llenos de problemas, sin una visión sistémica y articulada de la ciudad, sin priorización, y sin diseños completos.

Hace unos días El País informó que “a la fecha, 8 de las 21 obras inicialmente pensadas están terminadas y 5 aún en construcción. El resto en veremos”. Y cita al contralor de Cali: “En las megaobras se encontraron muchas deficiencias desde la planeación, desde el Concejo que las aprobó sin tener una elaboración definida; tampoco hubo una estrategia en la compra de terrenos ni en el recaudo. Hay trabajos que están parados y no se ven avances hace años…”. ¡Es evidente que ese plan no se cumplió ni se cumplirá!

Al ampliar los plazos del Acuerdo 241/08 que aprobó la ejecución de las ‘21 MO’, el Acuerdo 297/10 estableció, conforme al Decreto 1394/70, que es obligación de la Administración Municipal, previa solicitud de los contribuyentes, devolverles, con intereses del 1% mensual, las sumas correspondientes a las contribuciones de valorización cobradas por las obras cuya ejecución no se hubiere iniciado dentro de un plazo de 2 años del inicio del cobro. El Acto Administrativo que ordenó el inicio del cobro de la contribución cumplió 2 años en septiembre de 2011, y como lo señaló el informe de la Comisión de Megaobras de la Personería de mediados de 2012, al “no cumplirse el plazo establecido para el inicio de las obras, deberán devolverse los valores recaudados”.

Dicho informe estableció, además, que “desde el punto de vista legal y en concordancia con lo estipulado en el Acuerdo 297, … no es posible dar inicio a nuevas obras”. Las obras que integran el Plan de Obras materia del Acuerdo 241/08 eran parte del Plan de Desarrollo 2008-2011, de esa Administración Municipal, y la actual no puede ejecutar las obras materia del mismo que no se hubieran iniciado antes del 4 de septiembre de 2011, si no corresponden a su Plan de Desarrollo.

Han transcurrido seis años desde ese informe y diez desde que se aprobara el proyecto, y las obras no están ni estarán. La Administración Municipal debe proceder ya a establecer los montos a devolver, que según datos publicados pueden representar cerca de un 40% de lo cobrado. Y el Personero Municipal y el Contralor de Cali deben intervenir en la defensa de los intereses de los ciudadanos y hacer, como les corresponde, que la Administración cumpla sus obligaciones.

VER COMENTARIOS
Columnistas