Modales para el ascensor

Abril 08, 2017 - 12:34 a.m. Por: Eduardo José Victoria Ruiz

A raíz de las recomendaciones para el uso decente de las redes, he recibido sugerencia de un breve manual para el uso del ascensor. Aquí va:

Siempre salude y despídase cortésmente: Puede ser que ese desconocido que usted ignoró en el ascensor sea quien en un piso superior lo va entrevistar, sea el jefe de compras a quien pronto deberá convencer o peor aún, es su nuevo urólogo. Nada se pierde con un saludo amable y así no sea alguien que usted volverá a ver, puede arreglarle el día con una sonrisa.

No ordene, pida el favor: Ese señor que está al lado del tablero de los pisos dentro del elevador , usualmente no es el ascensorista, labor que como el que remienda medias, está por desaparecer. Si usted necesita que oprima el botón de su piso, solicítelo con cortesía.

No resople: Pocas cosas más desagradables dentro del pequeño cubículo, que ese desconocido detrás de uno que agitado por el afán bancario o por los almuerzos que ha repartido en las 37 oficinas, deja caer la respiración caliente en la nuca de los de adelante. Ese resuello se lo permitiría a Carolina Cruz pero ni ella reparte almuerzos y sobre su respiración… dejémoslo así.

Use el espejo en lo básico: si exagera mirándose en el espejo es posible que alguien en el ascensor le entregue una tarjeta para el reinado gay en Juanchaco en Semana Santa. No reemplace el dermatólogo por un tratamiento entre pisos para el acné. Es lícito mirarse para lo indispensable.

Cuelgue el celular antes de subirse: Nada más montañero que alguien que se sube diciendo “Ve, hablame rápido que esto se me va a colgar… ¿Viste?, ya se jué la señal”.

Cuide los temas: No fanfarronee ni comparta confidencias dentro de un ascensor. El espacio que le sigue en tamaño a este mundo es un pañuelo.

No olvide que todo está filmado: Hasta la intimidad de este cubículo volador queda registrada. Es mejor manejarse bien y encontrar sitios con movimientos menos programados.

La bandeja paisa no cuadra con el ascensor: Cuide no contaminar el ambiente sobre todo después de almuerzo. Un sutil disparo en el piso 41 de la Torre de Cali no será absorbido sino cuando el ascensor llegue a la Avenida de las Américas.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad