La nostalgia del humor

La nostalgia del humor

Febrero 23, 2018 - 11:45 p.m. Por: Eduardo José Victoria Ruiz

La escena no podía ser mas divertida: un dirigente popular de apellido Villegas, admirador de nuestro Alcalde, fue informado que Maurice estaba de cumpleaños. Con esfuerzo, contrató mariachis y se fueron para el CAM. En la secretaría del despacho, Villegas dio la orden de arrancar con ‘Las mañanitas’ y un amigo suyo filmaría ese momento en el que Armitage saldría de su oficina, conmovido con el gesto de Villegas.

El Alcalde salió aterrado ante las trompetas, guitarrones y cuates cantando a las 10:00 a.m. “¡Feliz cumpleaños alcalde!”, le gritó Villegas alborozado. “¿Cuál cumpleaños Villegas?”, decía Maurice totalmente desencajado. “¡Te equivocaste de día y de momento. Muchas gracias pero se me van ya pues no demora en llegar una mano de policías a una reunión y qué pena que vean esto!”.

Así sacó a los representantes de Juan Charrasqueado quienes no alcanzaron a montar en su caballo y Villegas salió como el caballo blanco, cojeando de su pata izquierda. ¡Informaron mal a Villegas!

Este loco video que sencillamente reflejaba la buena onda de un dirigente barrial, agradecido por la calidez y entrega del alcalde, y de otra parte, un mandatario con las mejores intenciones al frente de la Alcaldía pero apabullado por la ferocidad de sus críticos quienes no le perdonan una, no debió pasar de sacar carcajadas a los espectadores.

Pues no, fue aterradora la agresividad de las redes quienes insultaban a Villegas de lambón, sacamicas y al Alcalde de indolente, anciano chocho y otros términos injustos. Yo me sorprendo cada día más: se nos está acabando el humor.

La política se nos ha robado la risa. En los análisis, es más fácil ofender que sonreír. No hay lugar a los Goyeneches ni a Clímaco Urrutia que salpicaban las campañas con inteligentes suspicacias. Muchos ladrillos compitiendo. Al punto que creo que al país le faltó ingenio con una opción humorística. En esta protesta colectiva que nos está llevando a que se crezca el irresponsable Petro, hasta Natalia París habría captado notable electorado. Así entrara de espaldas. Definitivamente “La vida hay que tomarla con amor y con humor. Amor para comprenderla y humor para soportarla.”

VER COMENTARIOS
Columnistas