Una buena gestión

Diciembre 16, 2011 - 12:00 a.m. Por: Diego Martínez Lloreda

Decía Alfonso López Michelsen, en referencia a la duración de los mandatos de los presidentes, que cuatro años eran muy pocos cuando el gobernante era bueno, pero que eran demasiados cuando este era malo.Aterrizando la inteligente sentencia de López al Valle y a Cali, aquí hemos tenido muchos más de los segundos gobernantes que de los primeros. Paradójicamente, a nivel departamental, algunos de los buenos han tenido mucho menos de los cuatro años del período normal para adelantar su tarea. Y sin dar más vueltas quiero ponderar la gestión adelantada por Francisco Lourido en la Gobernación del Valle. En los 13 meses que Lourido estuvo frente al cargo, hizo mucho más por el Valle que otros que estuvieron los cuatro años, y hasta más, en el mismo puesto.En buen medida logró echar para atrás las perversas vigencias futuras aprobadas por Juan Carlos Abadía; dio una valiente pelea por sacar a Acuavalle y a la CVC de las garras de los amigos de Juan Carlos Martínez; logró sanear las finanzas departamentales y reducir sustancialmente el déficit que dejó su antecesor. Mejor dicho, ordenó la casa luego del despelote que había dejado su predecesor, lo que facilitará enormemente la gestión del entrante mandatario. Pero lo más importante fue que Lourido, a punta de seriedad, austeridad y prudencia le devolvió la dignidad a un cargo que Abadía envileció y banalizó con sus ansias de figuración, su superficialidad y su irresponsabilidad. Tan positiva ha sido la gestión de Lourido que ni sus más acervos críticos han podido cuestionar sus actuaciones como Gobernador. Y para incomodarlo se han tenido que dedicar a enrostrarle un viejo pleito que la familia de Lourido tiene por la venta de un lote ubicado en Yumbo a Emcali.Pleito que ha cobrado más notoriedad desde que la Contraloría de Cali, decidió abrir una investigación fiscal contra el Gobernador por esos hechos. Decisión que, mucho me temo, tiene motivaciones muy diferentes que recuperar unos dineros del Municipio, como afirma la Contralora. ¿Será que soy muy suspicaz si se me ocurre que la Contralora, amiga cercana del ex senador Martínez y una de las personas que más lo ha visitado en su sitio de reclusión, se prestó para acometer una retaliación contra Lourido, por la pelea que este ha dado para ‘desmartinizar’ el Departamento? Está claro que Lourido y su familia tienen que responder y asumir las decisiones de la Justicia en el caso del lote de marras. Pero eso es muy diferente a usar ese litigio para tratar de quitarle los méritos a una gestión que los vallecaucanos debemos reconocer.***PD: a quienes están felices con la eliminación de Millonarios y a quienes se han solidarizado con el suscrito por ese hecho les dejo una reflexión.A pesar de no haber sido campeón, Millonarios pasó el año con nota sobresaliente: en lo deportivo ganó la copa Colombia, clasificó para las dos finales del año y descubrió figuras como Erick Moreno y Pedro Franco.Pero más importante fue que tras estar al borde desaparecer, se convirtió en una sociedad modelo, con casi 5.000 accionistas, que muchos quieren copiar. Gracias a lo cual, los títulos vendrán más temprano que tarde.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad