¿Se caerá Useche?

¿Se caerá Useche?

Marzo 02, 2012 - 12:00 a.m. Por: Diego Martínez Lloreda

Esa es la pregunta que más me formulan por estos días quienes creen que, por ser periodista, tengo poderes de pitoniso. Como carezco de la facultad de adivinar el futuro, no puedo vislumbrar qué ocurrirá con Useche. Lo que sí tengo claro es que una persona como él, sancionada por la Contraloría, por ser corresponsable de un millonario detrimento patrimonial al Departamento que gobierna, no otorga la menor confianza para manejar los recursos del ente territorial. ¿Pero de dónde sale el detrimento patrimonial de $107.000 millones que, según la Contraloría, le causaron al Valle el señor Useche, sus compañeros de junta directiva de la Industria de Licores y el exgobernador, y patrón del actual mandatario, Juan Carlos Abadía? Vale la pena hacer un breve recuento, porque muchos no tienen claro a qué se debió tan dura sanción Ocurre que Abadía y su combo le autorizaron al distribuidor de la Licorera entregar por concepto de ‘degustación y promoción’ cinco millones de botellas de aguardiente. Para comenzar, que una empresa que vende doce millones de unidades de cualquier cosa al año, regale cinco millones ya es una locura. Pero ocurre-- y de ahí se deriva el detrimento patrimonial-- que esos cinco millones de botellas no pagaron los impuestos que les correspondían. Lo que equivaldría a que una empresa de aviación asumiera los impuestos de los pasajes que entrega por millas. El monto de esos impuestos, que por ley se deben dedicar a financiar la salud del Departamento y que no entraron nunca, asciende, precisamente, a los $107.000 millones.Pero hay otra perla. Las botellas regaladas no tenían ningún elemento que las distinguiera, con lo cual si caían en las manos de algún vivo, este podría venderlas sin problema. Hasta donde sé, aún no se ha establecido que ello ocurrió. Pero es obvio que al distribuidor le convenía comercializar esas botellas porque el producto de su venta le entraría todo a sus arcas, sin tener que girarle un peso al Departamento.Como si lo anterior fuera poco, el Gerente de la Licorera de la época, que hoy es el flamante Alcalde de Florida (!!!), admitió que entregó alrededor de un millón de botellas al gobernador Abadía y a varios alcaldes del Valle para “atender diversos eventos sociales”. Según denuncias llegadas a los entes de control, parte de ese licor fue a parar a manos de diversos grupos políticos que lo usaron para actividades proselitistas. Mejor dicho, a estas alturas nadie sabe qué pasó con esos cinco millones de botellas. Lo que sí es claro es que de ellas no le quedó un peso a la salud del Valle, de la cual, paradójicamente, Useche era responsable.Dicen que los amigos del ‘Gober’ andan organizando una ‘Usechetón’ para pagar la sanción que le impuso la Contraloría, si como es previsible, se confirma en la segunda instancia. Vano esfuerzo porque el caso ya está en manos de la Procuraduría y conociendo al jefe de esa entidad, no se requiere ser adivino para saber que Useche y sus compañeros de causa no van a salir bien librados de esa investigación.¿No será mejor que Useche le evite al Valle ese viacrucis, con crucifixión anunciada, y dé un paso al costado? Para adivinar la respuesta a ese interrogante tampoco se necesita ser un brujo.

VER COMENTARIOS
Columnistas