Qué esperar de Dilian

Noviembre 06, 2015 - 12:00 a.m. Por: Diego Martínez Lloreda

Agridulce. Así fue el triunfo de Dilian Francisca Toro en las pasadas elecciones. Consiguió el principal objetivo: ser elegida Gobernadora del Valle, pero su votación estuvo muy por debajo de lo que se esperaba de una gran electora como ella. (Sacó menos votos que Gustavo Álvarez Gardeazábal y que Juan Carlos Abadía). Además, su más enconado rival, Christian Garcés, obtuvo 350.000 votos, que no estaban en las cuentas de nadie. Y muchos de ellos, más que a favor de Christian fueron depositados en contra de Dilian. A ello se suman los 268.000 votos en blanco, buena parte de los cuales también fueron en rechazo a la nueva Mandataria. De contera, en Cali Dilian apenas superó a Christian por unos 3.000 votos. Al analizar estas cifras, se puede concluir que fue más la gente que votó en contra de la nueva Gobernadora que la que lo hizo en su favor. De todas formas, lo cierto es que su candidatura tuvo una gran resistencia, en especial en Cali donde, por fortuna, el voto de opinión cada vez pesa más.¿A qué se debe esa animadversión? en primer lugar a que Dilian es una de las más caracterizadas representantes de una clase política desacreditada y desgastada, que le ha hecho mucho daño a Cali y al Valle y que a los caleños nos causa franca repugnancia. Y en segundo, a la guerra, sucia o limpia, que le hicieron sus contradictores políticos a lo largo de la campaña. Los ataques que le lanzaron, calaron en ese electorado de opinión, que aunque es independiente también es muy pasional. Y mucha gente, sin saber bien por qué, quedó convencida de que Dilian es la encarnación misma de todos los vicios de la política regional. Lo cual no es del todo justo.Que Dilian es politiquera y que le gustan el poder y los puestos, como a todos los políticos del mundo, es indiscutible. Al punto que en los recientes comicios se preocupó más que por ser gobernadora, lo que daba por descontado, por ganar el mayor número de alcaldías en el Valle, en un cerrado pulso con Ubeimar Delgado. Pero de ahí a que sea una delincuente, como quisieron vender durante la campaña, hay mucho trecho. El único delito que le han endilgado, que yo sepa, es el de enriquecimiento ilícito por la compra de un predio que algún día perteneció a un narcotraficante.Pero resulta que ni el predio se lo compraron al narco y que ella no era la representante legal de la empresa que lo adquirió y ni siquiera pertenecía a su junta directiva. O sea que esa acusación es bastante débil, con lo cual lo más probable es que la Fiscalía la hunda.Claro que cuando eso suceda, con seguridad sus malquerientes saldrán a decir que ello ocurrió por la influencia que Dilian tiene en el ente acusador.Lo cierto es que, nos guste o no, Dilian gobernará al Valle en los próximos cuatro años, si Dios y la justicia lo permiten. Durante este tiempo podrá dedicarse a una de dos cosas: o a hacer política al menudeo para consolidar el poder de su grupo político, como hizo su antecesor, o a gobernar bien, para demostrarles a los vallecaucanos que es una buena funcionaria. Porque por donde ha pasado, Alcaldía de Guacarí, Secretaría de Salud del Valle o Congreso de la República, mostró ser una trabajadora incansable y eficiente.Como la conozco, y la considero una persona inteligente, quiero pensar que escogerá el segundo camino y tratará de convertirse en una gran gobernante. Ojalá no me equivoque.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad