La Unidad de ‘Juanito’

La Unidad de ‘Juanito’

Septiembre 03, 2010 - 12:00 a.m. Por: Diego Martínez Lloreda

Gran incertidumbre, sobre el futuro del acuerdo de Unidad Nacional, sembró el lío generado por la ‘palomita’ que le dio Juan Manuel Santos a Germán Vargas Lleras, al encargarlo de las funciones presidenciales, durante su viaje a Brasil. Es innegable que a los miembros del Partido de la U, y en especial a los uribistas ‘pura sangre’, les cayó como una patada al hígado que durante su primer viaje al exterior el Mandatario le hubiera encargado la Presidencia a alguien que muchos de ellos siguen viendo como un traidor.Pero más allá de esa molestia, hasta cierto punto entendible, parece haber una mucha más profunda que tiene que ver con la forma como Santos está tratando a esa clase política que el anterior Presidente dejó tan resabiada.Mientras Álvaro Uribe, trataba a los políticos al ‘menudeo’, Santos les está dando un manejo institucional. Lo que implica que el gobierno actual no atiende inquietudes personales sino corporativas de cada partido. Eso, por supuesto, tiene al borde del ataque de nervios a unos políticos que estaban acostumbrados a que Uribe los chocholeara y complaciera. Ese tipo de relación ha impedido que los integrantes de la U satisfagan sus expectativas burocráticas, que son muchas, dado que ellos sienten que sus votos fueron los que eligieron a Santos. Y esa insatisfacción fue la que salió a flote con la encargatura entregada a Vargas Lleras.Fui testigo, en una reunión a la que asistí con otros periodistas, de la tensionante relación que existe entre Vargas Lleras y la U, que en ese encuentro estaba representado por su jefe de bancada, el senador Juan Lozano.El Ministro del Interior, con la arrogancia que lo caracteriza, entró como una tromba al recinto en el que se celebraba tal reunión y en el que ya se encontraba Lozano. Prácticamente sin saludar a nadie, Vargas arremetió contra el senador.“Juanito-- le dijo en tono sarcástico-- me dicen que estás muy molesto con la ‘palomita’ que me dio el Presidente. Cómo lo siento, pero a quien debes reclamarle es a él y no a mí, que no estaba buscando ese honor y simplemente acaté su voluntad”. ‘Juanito’ trató de defenderse y de explicarle a Vargas que él no estaba en contra de esa encargatura y que al contrario la respaldaba. Pero Vargas no lo dejó. Y al contrario, pasó de recriminarlo por el tema de la ‘palomita’ a reclamarle por los “palos en la rueda” que, según él, los integrantes de la U le están atravesando a las iniciativas del Gobierno. Más allá del incómodo episodio del que nos tocó ser testigos –y de la desconcertante docilidad de ‘Juanito– los enfrentamientos entre el ministro estrella del gobierno y la bancada estrella del Congreso translucen unas diferencias que pueden echar a pique la Unidad Nacional con la que Santos pretende gobernar.Lo que está claro es que los de la U le están midiendo el aceite al gobierno, poniéndole trabas a sus proyectos para ver si satisfacen sus apetitos burocráticos y los tratan con menos indiferencia.Lo que no puede ocurrir es que en aras de mantener la Unidad Nacional, Santos ceda a esas presiones. Es mejor sacrificar los alcances de ese acuerdo a revivir esa política al menudeo que tanto daño le hizo al país en el segundo gobierno de Uribe.Santos debe tener claro que es preferible tener a un puñado de leales jalando para el mismo lado, que a un ejército de desleales jalando cada cual para su lado.A propósito: ¿Será verdad que el senador Juan Carlos Restrepo es el eslabón ‘perdido’ entre Cambio Radical y el PIN?

VER COMENTARIOS
Columnistas