El Patrón o el Mexicano

El Patrón o el Mexicano

Octubre 25, 2013 - 12:00 a.m. Por: Diego Martínez Lloreda

El Canal RCN anda promocionando, muy orondo, la nueva ‘superproducción’ que sacará al aire en los próximos días: El Mexicano. Coligo que la nueva apuesta de Nuestra Tele consiste en contar las ‘hazañas’ que perpetró ese gran prócer de la patria que se llamó Gonzalo Rodríguez Gacha.Pero como estamos ‘mamados’ de la narcozaga que se tomó la televisión nacional, cambiemos de canal y sintonicemos Caracol TV. ¿Con qué nos encontramos? con el reencauche del Patrón del Mal, la historia del Pablo Escobar, ‘socio’ estrella del Mexicano.Total, el colombiano que no tenga la posibilidad de acceder a algún tipo de televisión por suscripción estará condenado a tener que escoger entre las hazañas del Mexicano y las proezas del Patrón del Mal.Es lamentable que nuestros canales de televisión, en un afán puramente mercantilista que no logran encubrir, nos sometan a ese dilema, por estar dedicados a recrear la nefasta época en que imperaron los carteles de la droga. Sobre todo, porque la historia del país se está contando desde el punto de vista de los villanos, lo cual, por supuesto, genera una grave distorsión con la cual las nuevas generaciones se están formando.Confieso que me dejé atrapar por El Patrón del Mal, seducido por la estupenda personificación que hizo de Escobar el actor Andrés Parra. Y aún cuando en esa serie se pinta al capo en toda la dimensión de su perversidad, lo cierto es que él es el protagonista alrededor del cual gira toda la trama. Y su versión de los hechos es la que prima. Es nefasto que el protagonista de una serie sea el malo y que los buenos, Luis Carlos Galán, Rodrigo Lara, Bernardo Jaramillo, sean personajes secundarios. Cuándo será que alguno de nuestros canales hará una serie sobre la vida de Galán, Lara o Jaramillo. Para ver si por fin apreciamos la reciente historia de nuestro país contada desde la perspectiva de los mártires. Pero dudo mucho que Nuestra Tele o su competidor se atrevan a dar ese paso. Porque genera más expectativa anunciar una serie sobre el excéntrico y sanguinario ‘Mexicano’ que hacer lo mismo con un programa sobre el fundador del Nuevo Liberalismo.Lo cual nos lleva al tema de fondo. Aunque los canales tienen buena parte de responsabilidad por este ‘boom’ de narcoseries que nos ha tocado padecer, lo cierto es que ellos se están sometiendo a la inexorable ley de la oferta y de la demanda. Mejor dicho, esa avalancha de narcoprogramas se origina en el hecho incuestionable de que al televidente colombiano le encanta ver ese tipo de producciones. La prueba es que El Patrón del Mal, el Cartel de los Sapos, Los Castaño y similares han batido records de rating.La pregunta que cabe hacerse, entonces, es ¿qué hay en la psiquis de los colombianos que a pesar de haber sufrido lo inimaginable con el embate de los carteles de los 80 y los 90, queremos que la televisión lo esté recreando permanentemente?Mientras alguien me responde esa pregunta yo seguiré pegado a Grey’s Anatomy, Glee o cualquier otra de las extraordinarias producciones que ofrece la televisión internacional.¡TV por cable gracias por librarnos del narcoyugo al que nos quieren someter nuestras teles!

VER COMENTARIOS
Columnistas