El enredo de Useche

El enredo de Useche

Enero 06, 2012 - 12:00 a.m. Por: Diego Martínez Lloreda

Si, como decía el filósofo chocoano Pacho Maturana, perder es ganar un poco, en ocasiones ganar también es perder mucho. Héctor Fabio Useche, a quien su pírrica victoria en las elecciones para Gobernación le ha traído más apremios que satisfacciones, sí que puede dar fe de ello.Natural. Es que ser elegido a un cargo con votos ajenos es muy incómodo. Eso en la campaña puede interpretarse como una deferencia. Pero una vez que al elegido le entregan la credencial, y le da por creer que el poder sí es de él, se convierte en un complicado problema. O que lo diga Juan Manuel Santos que nunca hubiera sido presidente sin el apoyo de Álvaro Uribe y fue leal con su mentor hasta las 9:00 p.m. del día que lo eligieron. De allí para allá se quitó la máscara de uribista y comenzó a actuar con su agenda.Como los Juan Carlos, dueños de los votos que eligieron a Useche, son viejos zorros de la política, ya tomaron las medidas pertinentes para evitar que al nuevo Gobernador se le olvide quiénes lo llevaron al cargo y le dé por gobernar con iniciativa propia. Por ello, Useche tendrá muy cerca de su despacho a dos eficientes cancerberas: Claudia Cardona, prima de Juan Carlos Abadía, que fue designada secretaria privada del Mandatario, cuyo rol será velar porque Useche no se le vaya a torcer a Abadía. Y Alma Carmenza Erazo, nueva secretaria de Gobierno Departamental y una de las más fieles amigas de Juan Carlos Martínez, que tiene la misión de velar porque el Gobernador no se salga del libreto preparado por el exsenador.Pero a falta de estos dos patrones, Useche ahora tiene tres. Seguramente con el fin de ‘desjuancarlizar’ su gestión se arrimó al vicepresidente Angelino Garzón, quien logró ubicar a su hijo bobo, el doctor ‘Tamal’, en el gabinete de Useche, además de un par de cuotas más. Con lo cual, Garzón el más conspicuo crítico del exgobernador Abadía terminó conviertiéndose en su socio en la Gobernación del Valle. Definitivamente, como dicen por ahí, la política es muy dinámica.Tengan por seguro que si Angelino se animó a apoyar a Useche, fue porque cobró un precio caro. Por ello su poder en la nueva Administración Departamental será amplio.Pero el problema de Useche no sólo es el escaso margen de maniobra que tendrá con este trío respirándole en la nuca. Su permanencia en el cargo está tan en duda, debido a las investigaciones que le adelantan la Contraloría, la Procuraduría y la Fiscalía, que se rumora que ya se han suscrito pactos de cara a las elecciones atípicas que se realizarán cuando alguna de esas entidades lo saque del cargo.¿Vale la pena llegar a la Gobernación con una legitimidad cuestionada, para tener que desempeñar un libreto ajeno, con tantos patrones encima y con un futuro más enredado que el discurso que pronunció en su posesión?Sinceramente no quisiera estar en los pantalones de este personaje que llegó al primer puesto del Departamento sin tener la culpa ni los votos. Pero al fin y al cabo Useche, que al paso que vamos no será el breve sino el efímero, está comiendo de su cocinado. Y todos los dolores de cabeza que padece son consecuencia de haberse prestado para ser el protagonista del más flagrante acto de testaferrato político que se haya cometido en el Valle.

VER COMENTARIOS
Columnistas