Comienzo muy Malo

Noviembre 13, 2015 - 12:00 a.m. Por: Diego Martínez Lloreda

Eso es lo que tendrá el nuevo Concejo de Cali, que se posesionará el primero de enero próximo, de ser ciertos los rumores que circulan en los corrillos políticos de la ciudad.Porque si el Cabildo quiere levantar la muy deteriorada imagen que tiene entre la ciudadanía lo primero que debe hacer es elegir como presidente al mejor de sus integrantes. Y cuando me refiero al mejor, hablo del que asiste más puntual a las sesiones, al que presenta mejores proyectos, al que hace los mejores debates de control. Pero por encima de todo, al más honesto y al que tenga la hoja de vida más limpia.Lamentablemente el personaje que suena para ocupar ese cargo no reúne ninguna de esas cualidades. O al menos las más importantes. Se trata de Carlos Pinilla Malo, conocido como el concejal Malo, y quien tal vez de los miembros actuales de esa corporación es el más cuestionado. Que yo sepa, el mayor ‘aporte’ que le ha hecho a Cali en los largos años que ha ocupado una curul en el Concejo es haber sido uno de los más entusiastas promotores de la tercerización del recaudo tributario de la ciudad.Esa decisión, en buena hora reversada por Rodrigo Guerrero, no solo le costó el puesto como alcalde a Apolinar Salcedo sino que le significó un frenazo a la ciudad en sus ingresos, con toda las consecuencias que ello tiene: menor inversión social, retraso en la infraestructura, más inseguridad, etc. No contento con eso, luego el concejal Malo integró el mítico clan de los Mipichi --Milton, Pinilla y Chicango-- que se puso de ruana esa corporación durante varios años, no propiamente para provecho de la ciudad. Me cuentan que el concejal Malo ya está maniobrando para revivir ese combo, que ahora se denominaría ‘Gipichi’, y que lo integrarían, además de Malo, el hijo de Orlando Chicango, que alcanzó una curul, y el representante del grupo de José Fernando Gil. A estos se podría sumar Fernando Tamayo, con lo que el grupo quedaría ‘gipichita’ ¿Será que con la Presidencia del Concejo le quieren premiar esos y otras contribuciones del mismo estilo?Se rumora que esta candidatura cuenta con el aval de Maurice Armitage. Lo cual no es de extrañar porque el alcalde electo está recién aterrizado en la actividad pública y no tiene por qué conocer la letra menuda de la política local. Pero además, el concejal Malo tiene estampa de prohombre y prosapia de padre de la Patria, que impactan a quienes no lo conocen. Lo cual de seguro también ha contribuido a confundir al nuevo mandatario. (Lo que sí extraña es que los asesores de Armitage no le hayan informado quién es el concejal Malo). A este cabildante le puede aplicar la famosa frase que, en un debate en el Congreso, le espetó Laureano Gómez al general Torralvo, un senador cartagenero cuyo único mérito para ocupar esa curul era ser dueño de una pinta impresionante: “Usted tiene fachada de catedral gótica e interior de pesebrera”. Como conozco a Armitage, estoy convencido de que al conocer los antecedentes del concejal Malo reconsiderará entregarle su aval para que llegue a la Presidencia del Cabildo. Y que le hará el guiño a alguien que tenga más méritos para recibir ese honor.De lo contrario, se le estaría mandando un mensaje nefasto a la ciudad. Porque uno no puede implantar una nueva forma de administrar la ciudad teniendo como coequiperos a este tipo de personajes.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad