Columna poco ‘sexy’

Julio 20, 2012 - 12:00 a.m. Por: Diego Martínez Lloreda

Cuestionar un gobierno es mucho más vendedor y ‘sexy’ que defenderlo. Si alguien puede dar fe de ello soy yo, que durante los últimos años he sido el más acervo crítico de la mayoría de administraciones que hemos tenido en el Valle y Cali.Por supuesto no lo hecho por gusto sino porque los jefes de esas administraciones le hicieron un gran daño a la ciudad y al Departamento porque llegaron al poder más pensando como se lucraban de él, que en servirles a sus conciudadanos. Y como periodista no podía callarme ante sus abusos.Pero como en la vida en ocasiones hay que sacrificar el ‘sexappeal’ en aras de la responsabilidad, hoy me corresponde defender a Ubeimar Delgado, cuyo gobierno apenas arranca, de unas críticas que considero injustas.No nos digamos mentiras. A mucha gente, sobre todo de Cali, Ubeimar le cae gordo porque no tiene 30 años, ni es bilingüe, ni es el que mejor registra en las fotografías, ni es egresado de Harvard ni tiene tres posgrados en universidades europeas. Por eso están apostándole a que a su gobierno le vaya mal y sin completar un mes en el poder ya lo califican de “desastre”.El principal caballito de batalla de estos flemáticos críticos para cuestionar a Ubeimar son “las metidas de pata” cometidas en la conformación de su gabinete. Que en efecto las ha perpretrado.Pero olvidan esos contradictores un detalle. Ubeimar ganó las elecciones el domingo 1 de julio y debió posesionarse el viernes siguiente. Es decir, a diferencia de un gobernador normal, que tiene dos meses para integrar su equipo de colaboradores, Ubeimar apenas tuvo cuatro días para ello. Y por esos afanes nombró gente que no cumplía el perfil para el cargo o que por sus antecedentes no era digno de ocuparlo. Pero supo corregir a tiempo. Lo grave no es cometer un error sino persistir en él. Y el nuevo Gobernador rectificó cuando tocaba.Y ha ido vinculando a su gabinete gente valiosa y experimentada como Javier Roldán, Cristian Garcés, Luz Elena Azcárate, Griselda Janeth Restrepo, entre otros.Le cuestionan también a Ubeimar que su gabinete es más político que técnico. ¿Qué querían? Durante 41 años él ha estado metido en el mundo de la política y es apenas natural que se rodee de la gente que conoce y que le ayudó a llegar a la Gobernación.Lo cierto es que aún es muy temprano para saber si Ubeimar hará un buen gobierno o si va a resultar un fiasco parecido a los de sus predecesores elegidos por el voto popular.Yo que conozco al nuevo gobernador, tengo la convicción de que es una buena persona y un buen vallecaucano y que tiene legítimos deseos de acertar. Y por eso, por él y por el Departamento, deseo que haga una gran gestión.Ello no quiere decir, y Ubeimar lo tiene claro, que cuando cometa errores o sienta que se está equivocando, me vaya a callar. A pesar del aprecio que le tengo, mantendré la necesaria independencia para expresar sin cortapisas mi pensamiento de su gobierno. Y lo puedo hacer con tranquilidad porque, a diferencia de otros seudocolegas, que supeditan su actitud frente a los gobiernos a los contratos que les den o a los amigos que les nombren, yo no tengo lo uno, ni aspiro a lo otro.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad