¿Alianza o montonera?

¿Alianza o montonera?

Septiembre 21, 2017 - 11:55 p.m. Por: Diego Martínez Lloreda

Me temo que la coalición que acaban de conformar, de cara a las elecciones venideras, Sergio Fajardo, Claudia López y Jorge Enrique Robledo tiene más de lo segundo que de lo primero.

Simplemente porque el propósito que tiene esa alianza no es otro que amontonar la potencial votación que tienen estos tres personajes para ver si, por lo menos, llegan a la segunda vuelta presidencial.

Como tantas otras alianzas que se han consumado en este país, esta tiene propósitos exclusivamente electorales. Porque en el muy hipotético caso de que alguno de estos tres sea elegido presidente, los otros dos, más temprano que tarde, se convertirán en sus más enconados opositores. Como ocurrió con Angelino Garzón, cuando fue elegido vicepresidente en el primer gobierno de Juan Manuel Santos.

Entre Fajardo, López y Robledo no existe afinidad ideológica ni personal alguna. Fajardo es un hombre de centro, la estridente Claudia no se sabe qué es pero digamos que tiene posiciones izquierdozas y Robledo proviene del Moir, o sea es comunista línea Pekín.

No imagino cómo personas tan diferentes se pueden poner de acuerdo en cualquier cosa. Menos para gobernar. Su visión de la economía, de lo social, del Estado es totalmente disímil.

Eso sí, la suma de sus votos, o al menos de su favorabilidad en las encuestas, es interesante. En la encuesta de Yan Haas que se conoció esta semana, en la que puntea Germán Vargas Lleras por quien votaría el 11 % de los encuestados, Fajardo se ubicó en tercer lugar con un 8 %, seguido por López con el 6 %, mientras que Robledo alcanzó el 2 %.

Es decir que si se suma la intención de votos por este trío, obtendrían un 16 %, lo que los catapultaría al primer lugar. Claro que en política las matemáticas no funcionan así, pero es indudable que, de cara a unas elecciones, a estos tres les iría mejor juntándose que yendo por separado.

De acuerdo a esa encuesta de Yan Haas el candidato resultante de esa montonera debería ser Fajardo, contra quien no tengo nada, a pesar de que me parece demasiado cuadriculado y libreteado, y la ‘vice’ Claudia López.

Pobre Fajardo, lo que le esperaría si llega a la Presidencia con semejante fórmula. Una mujer con un protagonismo desmedido, una ambición sin límites y una lealtad muy dudosa sería no un dolor de cabeza sino una jaqueca insoportable durante cuatro años.

Ahora, esta no será la única alianza que veremos en los próximos comicios. Con lo dispersa que está la intención de voto y con lo decepcionado que está el electorado con los políticos, los aspirantes que no logren juntar fuerzas van a quedar fuera de la competencia.

El único partido que podría darse el lujo de llegar solo a la primera vuelta es el Centro Democrático, por la disciplina y la coherencia que imperan en él. Allí todos votan por el que diga Uribe. Pero para llegar a la Presidencia, incluso el CD va a tener que sumar fuerzas con otros porque el uribismo es muy fuerte pero hay más antiuribistas que uribistas.

Pueda ser que quienes integren las nuevas alianzas que surjan actúen con responsabilidad. Y a la hora de escoger a sus aliados piensen no solamente en ganar unas elecciones sino si es posible cogobernar con unos socios que tienen una visión de la política, del Estado y hasta de la vida, totalmente opuesta.

Como diría Maturana, ganar con una montonera de esas puede resultar una pérdida.

Sigue en Twitter @dimartillo

VER COMENTARIOS
Columnistas