Adivine la profesión

Adivine la profesión

Septiembre 17, 2017 - 11:35 p.m. Por: Carlos Porges

Cada profesión exige destrezas y sacrificios particulares. Algunas, dada la demanda cognitiva, afectiva y psicomotora, son vulnerables a e intolerantes del error humano. Hay que mitigar el riesgo de un error si la seguridad pública está en juego.

Adivine cual es la profesión de una persona que:

Cada seis meses debe someterse a un examen médico que puede resultar en su inhabilidad para ejercer la profesión. Cualquier consulta médica debe ser reportada al gobierno y puede resultar en su inhabilidad para ejercer.

Cada seis meses debe someterse a un examen de conocimiento profesional que puede resultar en su inhabilidad para ejercer. Fuera de eso, puede haber un examen sin aviso que, de ser reprobado, da pena de muerte inmediata. Imagínese que a un abogado le llegue un examinador a su bufete, sin avisar, y le pregunta por ejemplo: “¿Cuál es el artículo 4340 del Código del Comercio?”, y si no lo sabe de memoria le pega un tiro ipso facto.

En cualquier momento, un agente del gobierno tiene el derecho de sentarse en su oficina, mirando por encima de su hombro mientras usted desempeña su labor. Si su conducta no satisface a dicho agente, puede resultar en su inhabilidad para ejercer la profesión. Su oficina está equipada con equipos que registran sus conversaciones y sus actividades en su computador, datos que pueden ser usados en su contra en cualquier momento.

El empleador le puede cambiar su horario, días laborales, y vacaciones sin aviso. Usted puede llevar varios días trabajando de 7:00 a.m. a 6:00 p.m., y de repente lo cambian a trabajar de las 10:00 p.m. a las 6:00 a.m. Hay tiempo de descanso sobre el papel, pero difícilmente se puede ordenar al organismo a dormirse a las 2:00 p.m., por ejemplo, como si fueran las 10:00 p.m.

Su trabajo requiere muchas horas de planeación y viajes, pero solo le pagan el tiempo exacto que usted está en la oficina. Y le pagan 30% menos que a sus colegas en filiales de la empresa en otros países latinoamericanos.

Esto resulta en una situación en que usted está perpetuamente cansado, y lidiando con la carga emocional inherente al trabajo, que varía de tedioso a estresante. Encima de eso lidia con la carga emocional de una vida familiar inestable. Por todo eso un estudio en los EE.UU., lo identificó como el segundo trabajo civil más estresante (policía es el primero).

La profesión a adivinar es la de piloto de aerolínea en Colombia. La ‘oficina’ es la cabina de mando del jet. La ‘pena de muerte’ es el siniestro si una emergencia no se maneja inmediata y correctamente.

Sugiero a mis lectores que tengan todos estos hechos en mente cuando lean en los medios, probablemente muy pronto, que el sindicato de pilotos está pidiendo mejoras en sus condiciones. Sus demandas son justas y merecen el apoyo del público.

VER COMENTARIOS
Columnistas