¿Tres reyes magos?

¿Tres reyes magos?

Enero 06, 2016 - 12:00 a.m. Por: Carlos Mejía Gómez

1. Lo que nos contaron. De niños (y aún de viejos) nos contaron que tres reyes magos de Oriente llegaron a visitar a Jesús, como rey de los judíos. Al entrar al pobre pesebre vieron a María cargando al Niño, se arrodillaron y lo adoraron. Además, les obsequiaron incienso, mirra y oro. Nos dijeron que llegaron orientados por una estrella. Y muy seguramente en camellos. Nos agregaban que habían llegado de Oriente. 2. ¿Qué nos preguntábamos? Uno no podía pensar, ni preguntar. La mera duda era herejía. Oiga y calle. Sin embargo, a uno, en silencio mudo, se le venían muchas inquietudes. ¿Por qué eran reyes esos visitantes? ¿Reyes de cuáles reinos? ¿Por qué nos dicen que eran tres? ¿Por qué eran magos? ¿Por qué llevaron incienso, mirra y oro? ¿Se ofrendaba oro a un Niño por ser rey? ¿Se le llevaba incienso por ser un Dios? Pero, ¿qué es la mirra si se trata de un bálsamo para cubrir muertos? ¿Tal vez suponiendo el sufrimiento, pasión y muerte de Jesús, ya desde entonces? ¿De cuál Oriente provenían? ¿Cómo los pudo orientar una estrella si las estrellas moran en las altísimas alturas del firmamento y cubren todo el orbe? ¿Cómo se conocieron entre sí estos personajes de tan diverso origen, cómo se comunicaron, cómo coincidieron en Belén? ¿Qué lenguas hablaban? ¿Cuál fue su medio de transporte: ¿camellos? ¿desde qué distancias y a qué velocidad? ¿Cuándo regresaron, hacia dónde, hasta dónde? ¿Por qué se celebra su día el seis de enero? ¿ En qué idioma se llamaban Melchor, Gaspar y Baltasar?3. Respuestas. Hay diversas versiones acerca del número de ‘reyes’. Incluso hay quienes hablan de tres o más legiones de acompañantes. Nadie ha sabido explicar por qué los llaman ‘reyes’. Se habla de buscadores de verdad, de buscadores de Dios, de hombres de ciencia y sabiduría. Por supuesto no eran ‘astrólogos’ ni ‘astrónomos’. ¿Les bajó una estrella al alcance de la mano? ¿O los acompañaron algunos ángeles? No se trataba de reyes sin reinos, sino tal vez, de personas de altos merecimientos. Y no eran magos con dotes de hechicería y prestidigitación. Si venían de Oriente no se supo de cuál oriente. Porque son muchas las versiones acerca de su origen. Uno de Persia, otro de Babilonia y un tercero de Asia, se ha dicho. O de tres continentes y de tres razas, Europa, Asia y África (uno negro, incluso).4. Y más historias. Que se encontraron previamente con Herodes y éste quiso saber por ellos a dónde estaba el Niño. Y que cambiaron su rumbo al regresar para eludir a ese rey que ordenó eliminar a los menores de dos años. Que fueron bautizados y consagrados obispos. Pero martirizados y llevados sus restos a Colonia en el Siglo XII. Se habla de peregrinaciones a la impresionante Catedral de Colonia, como ocurre con Roma o Santiago. Hay mucha historia (Sagrada y laica), mucho arte, literatura y simbología en su memoria. Y, por supuesto, mucha leyenda. No sé. Feliz día de Reyes. 5. Y la paz del 2016. Con magia o sin magia de reyes, esperemos el 23 de marzo con fe en que cambie nuestra historia de guerra y sangre y comience este año un camino hacia la paz. De ello hablaremos, en la esperanza de superar la paz de los sepulcros. ¿Será? Feliz año.

VER COMENTARIOS
Columnistas