También caerás

También caerás

Octubre 04, 2010 - 12:00 a.m. Por: Carlos Mejía Gómez

1. Psicoanálisis de un ‘Mo-jojoi’. Todo apunta a que alias Mo-jojoi era un claro y frío psicópata (frigidus pacatoquae): calculador, sin remordimientos o sentimientos de culpa, sin capacidad de reparación a las víctimas, sin sujeción a la ley ni a los usos y costumbres sociales (sociopatía). Muchos delirantes famosos (escobares, hitlers, stalins, bin-ladens) mandaron a aterrorizar, torturar y matar sin compasión pero ‘Jojoi’ pudo superarlos en cuanto se dice que era capaz de fusilar, mutilar y degollar por su propia mano. Era un paranoico: se sentía perseguido aún por su entorno inmediato (le debían probar la comida por temor al envenenamiento); la vida le dio la razón en su muerte: era un perseguido que a hierro mató y a hierro murió. También era un omnipotente: todos pasamos por ese estadio en la primera infancia; lo grave consiste en permanecer fijado a él en la edad adulta y creerse un semidios, alejado del principio de realidad. Por ello, ¡Ay de quienes osen dudar de sus omnipoderes! Si bien todo se ha analizado en relación con la muerte de ‘Jojoi’, baste insistir en la advertencia a los demás jefes supérstites en el sentido de que tendrán que pactar la paz, someterse a la ley o atenerse a un designio ineluctable: también caerán.2. ¡Por Piedad, Córdoba! Hablando de omnipotencia: yo no podía creer cuando se le manifestó a Yamid Amat como una víctima similar a Nelson Mandela, Martin Luther King o el Mahatma Gandhi. ¿O entendí mal su incontenible y confuso parloteo? Y dicen los medios que no “evita” paralelos con la heroína de Perón.A los ojos de la psicología, Piedad parecería traslucir ciertos mecanismos inconscientes de defensa : la negación (yo no fui quien hizo, deshizo, pactó, proclamó, insultó o descalificó); la proyección: las culpas no son mías sino de aquellos que me persiguen sin piedad; la disociación: hay aspectos suyos que no coinciden con otros de su propia personalidad. Pero, en todo caso, si es tan diáfana y sincera, ¿por qué -como le preguntó el mismo Yamid- la gente no le cree? ¿También caerá?3. El coronel tricolor. Y más omnipotencias: para ciertos todopoderosos, perder es ganar. La oposición venezolana ya había ganado contra un referendo hace un par de años. Ahora ganó el opositor voto popular con un 52% si bien esta mayoría no se refleja en el número de escaños en la Asamblea Legislativa: Chávez lo tiene diseñado todo para que los menos sean los más. De todos modos, como se requieren mayorías calificadas de las dos terceras partes, la oposición, ahora sí, puede oponerse, vetando los caprichos del mandamás. Es lamentable que Venezuela carezca de un líder de alto coturno con capacidad de reconstruir una nación que le oponga libertad y democracia al despotismo y la represión, que le oponga desarrollo al hambre. No aparece el contrahombre que rompa la paradoja de una nación que nada en la riqueza pero se ahoga en la pobreza. En todo caso, Chávez: también caerás.Nota: Estábamos mal y nos parió la abuela. Ahora optamos en el Valle por un récord Guiness en cantidad de gobernadores: y el año entrante, por designios legales, tendremos dos más: ¿Quiénes y a qué costo? ¿También caeremos?

VER COMENTARIOS
Columnistas