Si yo fuera...

Si yo fuera...

Diciembre 27, 2010 - 12:00 a.m. Por: Carlos Mejía Gómez

1. Si yo fuera Uribe. Nadie piensa igual. Sin embargo, de ser Uribe yo habría: 1) hecho presidente en el 2006 al jefe liberal, César Gaviria, habría formado un nuevo súper-Partido Liberal (un PRI criollo) y asegurado un regreso al poder en 2010 o el 2014, sin problema alguno (de paso los goditos habríamos quedado en cuidados intensivos); 2) Evitado reelecciones inmediatas: la de 2006, para tener que deberle el favor a personajes como Yidis, con secuelas que aún no terminan; la del 2010, dejando al país en vilo por dos años, mediante un extenuante y viciado referendo que terminó con una previsible y nada gloriosa declaratoria de inconstitucionalidad; 3) Hecho el regreso a la política, luego de seis años de poder y nutridísima opinión, absorbiendo, desde la ‘U’, al liberalismo y a Cambio Radical, conformado y confirmado un súper-partido que le hubiera dado tanto poder como al propio Presidente; 4) No hubiera vetado a Vargas Lleras para el Ministerio de Defensa pues, al hacerlo, lo elevó al de Interior, con todos los poderes que hoy ostenta, incluida la posibilidad de fraguar una tenaza Liberalismo-Cambio Radical, con perfil anti-uribista; 5) Facilitado el flujo normal de cuanta investigación resultara pertinente (por ‘chuzadas’ o ‘falsos positivos’) y evitado choques con unas Cortes cuya eterna vida no es tan efímera como la de los gobernantes; 6) Evitado tanta pelea personal que lo redujera de general a coronel y que ha hecho descender su efigie de la cúspide de la pirámide entre ex presidentes; 7) Guardado mayor silencio y observado más continencia emocional, verbal y escrita a fin de consolidar una gloria contra la cual tantos disparan a diario.2. Si yo fuera santo… convocaría a San Pedro para control de ‘El Niño’ y a San Isidro Labrador para continencia de ‘La Niña’, y provocaría un casamiento de ambos para concebir una nueva criatura que no sea sólo sol o sólo agua, sino una alternada fusión de las virtudes de uno y otra. Para lograrlo, por supuesto, se necesita estimular, sin fundamentalismos, la religión laica que propugna por la protección del medio ambiente sin obstruir el desarrollo.3. Si yo fuera Registrador… me daría abrazo de felicitación por no tener que adelantar las más atípicas elecciones imaginables para gobernador del Valle del Cauca, anteriormente previstas para enero. Los hechos mostraban una realidad imposible de varios gobernadores y uno más en medio del diluvio, la tragedia y los costos sinderales (“dadme los hechos y yo os daré el derecho”), aunque en cuestión de derecho (“culto a lo imprevisible”) los abogados mantendremos serias dudas y tesis encontradas. 3. Si yo fuera Santos… conservaría la serenidad que ha demostrado a fin de que no se descarrilen las locomotoras de la prosperidad democrática. El Gobierno debe estar presidido de inmenso equilibrio emocional para sobrellevar el inmenso fardo fiscal que implica redimir desplazados; indemnizar víctimas; recuperar y devolver tierras; afrontar el invierno, sus horrores presentes y sus indefinidas secuelas futuras. 4. Si yo fuera 2010… me iría pronto para jamás volver. Feliz Año 2011.

VER COMENTARIOS
Columnistas