Palmaseca

Palmaseca

Mayo 30, 2012 - 12:00 a.m. Por: Carlos Mejía Gómez

1. Lugar promisorio. Muy pocos conocen Palmaseca, un corregimiento del occidente de Palmira al cual pertenecen casi toda la Recta Cali-Palmira, el aeropuerto Bonilla Aragón (antes Palmaseca), la Zona Franca de su mismo nombre, la Industria de Licores del Valle, el estadio del Deportivo Cali y numerosas empresas y desarrollos agrícolas y agroindustriales. Es el corazón del triángulo de oro Cali-Palmira-Yumbo: a cinco kilómetros de Cali, a quince de Palmira, a cinco del aeropuerto, a ocho de Yumbo, a trece de Rozo.Por el abandono del pasado, Palmaseca ha sido un pequeño y pobre paraíso perdido, aquí, en nuestras propias barbas.2. Palma-seca. A este botón vallecaucano, rodeado de urbes flamantes, lo distingue un microclima donde sólo llueven rayos solares los cuales, con su eterno telón azul, aconsejaron localizar allí el aeropuerto alterno de Eldorado. Anteriormente Palmaseca carecía de todo asomo de vida productiva, pero de un tiempo para acá dispone de luz eléctrica, alcantarillado y, ¡oh inmensa esperanza!, se asoman pronto el agua de Cali (para dejar de ser palma-seca) y el gas domiciliario. Se ha extendido la tubería madre que va de La Dolores y Cauca Seco hasta El Guanabanal y Palmaseca y por ello surge la ilusión de agua potable de calidad en breve tiempo. Sin embargo, hay que preguntar: ¿Qué comprende y cuándo termina el contrato de estas instalaciones hidráulicas?, ¿quién va a operar este acueducto? (por supuesto que debería ser Emcali pero esto debe ser confirmado cuanto antes). Tengo entendido que la nueva Administración palmirana está alerta para poder celebrar la fiesta del agua donde tradicionalmente se ha padecido tanta sed. Lo del gas domiciliario, con empresa privada, entiendo que marcha de prisa. 3. Vía al estadio del Cali. Suenan tambores con la idea de que este año ya podrá recibir el Club Deportivo Cali el estadio de Palmaseca, quizás la obra de ingeniería más monumental y costosa del suroccidente del país. Terminadas sus obras internas, este estadio podrá tener un inmenso futuro con el agua potable que ya asoma y con lo que debe ser su acceso lógico: entrando por Palmaseca e ingresando por enfrente de la Industria de Licores. Esta obra le significaría a Palmaseca erigirse en polo de desarrollo sin igual de proyectos gastronómicos, turísticos y habitacionales. En las goteras de Cali. Lo cual retroalimentaría alto potencial para el estadio mismo.4. Vida para Palmira. Con agua y los demás servicios para Palmaseca, con desarrollos en el sector, Palmira podría disfrutar de una insospechada fuente de desarrollo y de ingresos. La Recta y las vías alrededor de Palmira son de primer mundo, de lejos las mejores del país y a Palmaseca la cobija buena parte de este sin igual anillo vial.5. La Malla Vial y los peajes. He visto en días recientes que los palmiranos se han manifestado para que la concesión de la malla vial del Valle no se vuelva eterna (cuarenta y tantos años más) y para que se levanten los peajes que ya, al parecer, han pagado sobradamente las obras de la Recta Cali-Palmira. Sin estos peajes se le abrirían unas perspectivas notables a Palmaseca, al Estadio del Cali, a las empresas de la región, al propio aeropuerto y a todos los potenciales desarrollos que ven en tales cargas un peso insoportable.6. Bulevar estrella. La nueva administración de Palmira, si desea desarrollo y plata, debería retomar una idea que algunos hemos planteado de tiempo atrás acerca de que la fulgurante Recta Cali-Palmira se convierta en un bulevar como la avenida a Eldorado en Bogotá o, al menos, como la autopista Cali-Yumbo. Palmaseca aportaría la tierra (La Recta misma), la historia y el paisaje.

VER COMENTARIOS
Columnistas