Las motos como solución

Las motos como solución

Marzo 06, 2013 - 12:00 a.m. Por: Carlos Mejía Gómez

1. Multiplicación de motos. El pasado domingo este diario informó que en Cali hay 480.000 motocicletas (500.000 si agregamos las no registradas). Un estudio universitario de Bogotá afirma que en Colombia hay un 54% de motos frente a un 46% de automóviles y que en 2020, en ocho años, es decir ya, la cifra exponencial de estos vehículos será del doble.Si en Cali tenemos 2,3 millones de habitantes y cada moto es utilizada por, al menos, tres personas, significa que media ciudad anda moto-rizada. Y que en ocho años podremos llegar a dos habitantes por moto.Lo anterior implica una verdadera ‘inundación’ para la que no nos hemos preparado. Muchos se han bajado del carro a la moto por el costo de la gasolina, por el tráfico y por las urgencias del tiempo. Y quizás muchos más se han subido de la bicicleta a la moto porque hoy la entregan con la cédula. Un filósofo diría que la moto alcanzó el justo medio entre el pedal y las cuatro ruedas. No lo miremos como un hormiguero infernal sino como un ideal instrumento de transporte, de trabajo, de recreación y deporte. Y, sobre todo, como potencial organización ciudadana en masa.2. Moto-televisor-equipo-nevera-celular. La moto, pues, se convirtió en un hecho, en un hecho social. Como el celular, como los electrodomésticos. Y los hechos sociales determinan derechos y obligaciones. Al motociclismo no lo podemos enviar a la hoguera ya que lejos de constituir una desgracia puede llegar a ser una solución.Claro que hay anarquía, irresponsabilidad, accidentes y muertes ya que no estábamos preparados para la avalancha. Es cierto que hay perfiles ilegales en forma de ratones y de matones. Pero mirémoslo con serena objetividad: si todos nos movilizáramos en el transporte masivo y en motos la vida sería feliz y el tiempo nos alcanzaría a todos para todo. Veámoslo como una revolución a la que hay que convertir en una oportunidad.3. ‘Cluster’ de motos. ‘Cluster’ en inglés significa unión, sinergias, integración de negocios, actividades y procesos alrededor de un determinado bien o servicio. Aquí estamos muy atrasados en la materia pues, al parecer, sólo opera el ‘cluster’ del azúcar, el cual integra desde la siembra de caña hasta la industria y el comercio de todos sus derivados. Por ello, me alegró saber que el actual Alcalde creó la GIP (Gerencia para innovación y proyectos: a fin de organizar y fortalecer ‘clusters’). Pues bien, si vemos la motocicleta no como un problema sino como una solución irreversible, se impone la organización de un ‘cluster’ de motos, tema que algunos hemos venido estudiando y deseamos proponer. Ojalá encontremos el necesario apoyo público-privado.4. Un ‘cluster’, ¿cómo? Se requiere un gran proyecto que integre a quienes producen y venden motos, a los distribuidores de combustible (estaciones de servicio o áreas exclusivas para motos), lubricantes, llantas, repuestos, accesorios y dotaciones, servicio de taller y acondicionamiento, agrupamientos en clubes o asociaciones multiservicio y urgente organización y cultura ciudadana. En estos últimos esenciales aspectos se integrarían Planeación, Tránsito, Gobierno, Policía, Educación, Cultura, Recreación y Deporte.

VER COMENTARIOS
Columnistas