La guerra y la paz

Septiembre 07, 2011 - 12:00 a.m. Por: Carlos Mejía Gómez

La guerra y la paz1. Mucho cambiará. Como era de esperarse, cambió el Ministro de Defensa. Rodrigo Rivera estaba en el lugar equivocado. Se pensó que iría al Ministerio del Interior y Germán Vargas Lleras al de Defensa, pero el expresidente Uribe se opuso a que el huevito de la Seguridad Democrática quedara en manos de un contradictor suyo con talante de gallo fino.Todo el mundo coincide en el acierto que significa la designación de Juan Carlos Pinzón, buen funcionario para cualquier desempeño, pero hecho a la medida para Mindefensa. Tiene genética castrense, pero también talento y formación para administrar todos los frentes internos y externos de la cartera. Hay que consolidar los logros de la Seguridad Democrática a los que se aplicó como Viceministro del actual Presidente. Pero como el delito y el terrorismo son dinámicos hay que sofocarlos con iniciativas novedosas. El Ministerio de Defensa es un mundo con todo tipo de frentes por administrar, articular, concertar, conciliar, motivar, orientar y dirigir. Allí acechan también oportunidades y tentaciones de corrupción. Se trata, pues, de saber disparar contra los peligros de afuera, pero también contra las complejidades de adentro. Además, la gente clama hoy, fuera de una seguridad democrática consolidada, que mira hacia el monte, a una seguridad ciudadana que mire hacia las calles y los hogares. El nuevo Ministro seguramente cuenta con todos los talentos que el cargo y la hora demandan. Sin embargo, a mi juicio los dos temas más gordos son: la guerra tecnológica y la paz.2. Tema gordo 1. Guerra tecnológica. En una guerra hay muchas guerras: se dice que vamos ganando a) la guerra política, porque el prestigio de las fuerzas armadas siempre supera el 70% mientras la guerrilla no sobrepasa el 1%, y b) la guerra militar, así se hagan necesarios los ajustes y consolidaciones que todos esperamos. Pero queda la guerra tecnológica que implica inteligencia e innovación, estrategias y tácticas para bloquearle a la subversión suministros, armas, municiones, narcotráfico y recursos. Esta es la guerra esencial que esperamos ganar a fondo, puesto que es la única que garantiza lo que el presidente Santos ha llamado “el puntillazo final” para poder abrirnos a la “prosperidad social” que anuncia el ministro Pinzón.3. Tema gordo 2. La paz. Se ha vuelto a hablar del misterioso asunto de la paz. Cómo será ese, cómo y cuándo será ese. Cuándo es algo que todos quisiéramos ver algún día siempre que la subversión se desprenda definitivamente de narcotráfico, secuestros, extorsiones, atentados y de toda otra manifestación terrorista. En esta materia son tan fuertes la ilusión y la esperanza como el escepticismo generado por todas las frustraciones anteriores. Rengifo, Secretario General. Nos complace a los vallecaucanos registrar la designación de Federico Rengifo Vélez en la Secretaría General de la Presidencia luego de haber tenido anterior éxito en tres viceministerios. Se le abre ahora una ventana superministerial.Elecciones. Cali con Guerrero, ahora sin alambradas hostiles. Y el Valle con Ubeimar (ojalá sin el riesgo que entrañaría una división de conservadores, liberales y la U).

VER COMENTARIOS
Columnistas