Ganan y pierden

Ganan y pierden

Noviembre 02, 2011 - 12:00 a.m. Por: Carlos Mejía Gómez

1. Gana la democracia. Lo más importante de los comicios del domingo consistió en que la gente disfruta de libertad para pensar, votar, opinar, criticar: como en el cuento del perro cubano que gozaba de comida, salud y adiestramiento en su país pero se vino para Colombia para poder ladrar. Como lo que ocurre en tantos países del mundo amordazados y amenazados. Aquí cerca, qué miedo con Castro, con Chávez, con Evo, con Correa, con Ortega. Nuestros miedos son otros: los del terrorismo y los de opinar de ciertos temas y personajes que te pueden eliminar.Gana la diferencia. Sólo dos casos dicientes: pese a nuestras reservas en relación con Petro, es muy bueno que el país resista los contrastes y diferencias que se han tenido en Bogotá sin que nada incurable ocurra. Y en esta Cali explosiva se le permitió a María Isabel Urrutia ‘levantar’ unos votos que desahogaran la olla de presión de algunos sectores (en todo caso se comprobó que “no se puede vivir con tanto veneno” ).Entre los diversos partidos, veo como ganador neto al liberalismo, pues tiende a unificarse con Cambio Radical y buena parte de la U. Un primer asomo es la designación de su jefe Rafael Pardo en el Ministerio del Trabajo. (Es probable que la Unidad Nacional termine en una especie de PRI liberal que entierre a casi todas las demás formaciones partidistas.)2. Gana Cali. Se revierte la tendencia de Cali hacia el abismo. Sin duda, la actual Alcaldía administró cosas aunque le falta aún el juicio final. Pero el triunfo de Rodrigo Guerrero muestra un nuevo horizonte. Por años padecimos una discriminación contra ciertos sectores: esta vez Guerrero pudo demostrar que la justicia social, lo incluyente, lo equitativo, la podemos predicar todos y practicar desde los diversos estratos socio-económicos. Cuanta más academia y experiencia se acumulen, mayor conocimiento se alcanza de la realidad, mayor conciencia y compasión se puede acumular y mejores herramientas y acciones se pueden poner en ejecución para alcanzar el bien común. Quienes preparan mejor sus intelectos y sus corazones entienden mejor que el bien común es el “conjunto de condiciones sociales que permiten a cada quien realizar los bienes propios de su naturaleza en cuanto seres humanos”.3. Perdieron. Perdieron los que nos asustaron, los que nos amenazaron, los que ofrecieron bala y bombas por ejercitar los sagrados derecho y deber de sufragar. Siguió perdiendo la abstención porque, paradójicamente, eligió a aquellos a quienes llama politiqueros y corruptos: la abstención, precisamente, le deja abierto el camino a las mismas viejas y peores mañas.Perdieron muchos de los que dicen haber ganado. Nadie perdió, porque todos los movimientos y partidos dicen haber repetido el milagro de ganar siempre.4. ¿Quién ganó en el Valle?. Pasaremos a ciegas varios días sin saber lo que realmente ocurrió en la región. Se cumplió el pronóstico de que si no se unían los candidatos liberal y conservador se colaría por el medio la incertidumbre que ahora nos agobia. Si finalmente triunfa Héctor Fabio Useche ojalá se decida por construir una carrera política independiente, transparente y exitosa en lugar de sucumbir en los brazos de quienes lo induzcan al abismo.

VER COMENTARIOS
Columnistas