Cumbres no borrascosas

Cumbres no borrascosas

Abril 15, 2015 - 12:00 a.m. Por: Carlos Mejía Gómez

1. Se sintió la cumbre. Esta cumbre de las Américas fue la VII. Poco se supo de las anteriores, pese a sus declaraciones finales. De la que acaba de ocurrir en Panamá la gente se enteró y eso que nadie declaró nada. Fue discreta pero fue. (Salvo los dislates del señor Maduro quien dejó en el suburbio de Chorrillo su acostumbrado chorrrillo… de babas).Fue importante que estuvieran todos los jefes de Estado de todos los estados. Primera vez que se les ve completos en la foto. Quizás no será la última. Después del 17-D (diciembre 17) cuando se hicieron guiños por t.v. y tras un saludo fugaz en el sepelio de Mandela, no se había dado el cara-cara entre Cuba y U.S.A. en más de 50 años. Se observó un Obama sereno, sobrio, elegante, discreto y preciso. Al fin de cuentas hablaba para el mundo. Y para su nación esquiva. Y un Castro de rostro más amable, aunque fiel a su mucho hablar con poco decir. Hablaba para Fidel y para su pueblo. Y para sus mandatarios ‘amigos’: amigos de poca democracia, de pocos derechos humanos, de pocas libertades personales, de expresión y de prensa. Obama no fungió de Goliat y sólo se comprometió a lo que la compleja política gringa le permite. Básicamente: aproximarse a tres Américas que le resultaban cada vez más lejanas y ajenas. Y Castro no se las dio de un David inútilmente beligerante. En general, salvo Maduro (a quien no le resultó el show), los mandatarios hablaron en son de paz. Por cierto, fue importante el apoyo a la intención colombiana de alcanzar una paz negociada después de tanto tiempo de sangre, sudor y lágrimas.2. Sin declaración final. Panamá hizo de buena bisagra para unir las puertas de tres Américas muy diversas y dispersas. La del Norte-Norte que habita otra galaxia. Su arrogancia proverbial la ubica en el cielo del desarrollo. La de Centro América donde todo bulle por subsistir (hay que excluir a Costa Rica). Y Sur América : ¿Qué es Sur América? ¿Quién es Sur América? ¿Dónde queda Sur América : ¿qué parte de Méjico es eso?, preguntan muchos gringos y europeos.Esta vez la Cumbre se abstuvo de una declaración final. ¿Qué podía decirse acerca del objeto de la misma, esto es, “Prosperidad con equidad: el desafío de la cooperación en las Américas”, cuando cada mandatario habló de lo humano y lo divino, esto es, de nada en concreto? Esa fue una estrategia política para evitar parrafadas que hubieran dado al traste con un solemne silencio, libre de agresiones.3. Cuba-USA, ¿a quién conviene? Se aclimata, por ahora, una saludable distensión. Que se instalen embajadas mientras el Congreso Americano (de mayorías republicanas) determina si levanta el embargo a Cuba y cuándo (pienso que debe hacerlo pronto porque dejarlo no beneficia a nadie). Si se entrega Guantánamo y a qué precio. En fin. No hay que esperar que Cuba (con los Castro aún) se convierta en la democracia que queremos. Allá piensan, tal vez, hacer un remedo al estilo chino: abrir la economía pero dejando un gobierno socialista. Con el tiempo, sin duda, se abrirán puertas y luces hacia un mayor respeto hacia una población con mordaza y miedo: no hay mal que dure cien años… Pero USA comienza a abrirse a las Américas quitándose un abejón de la oreja. Y un zumbido que en otros países sólo destila miel amarga

VER COMENTARIOS
Columnistas