¿Cuál Tercera Vía?

Julio 12, 2010 - 12:00 a.m. Por: Carlos Mejía Gómez

1. ¿Una tercera vía? Como su teoría del Estado, Uribe proclamó un Estado Comunitario y un Estado de Opinión, si bien nunca se conocieron en concreto sus respectivos significados: Estado regulador en lo bueno y una especie de “Estado niñera” en lo menos bueno. Por su parte, la teoría del Estado de Santos se sustenta en la Tercera Vía. ¿Son, acaso, posturas contrarias entre sí? Diría que no, en cuanto las de Uribe fueron, de cierto modo, propuestas eclécticas de tercera vía.2. Caminos intermedios. Estando en la Universidad, cuando comencé a escribir artículos de prensa, me aventuré a publicar un breve estudio titulado: ‘Ni Capitalismo ni Socialismo: habrá una gran síntesis’. Era como el descubrimiento de la nada, un sueño para salir de una cruel e interminable guerra fría entre capitalismo y socialismo que procuraban eliminarse uno al otro. Era la expresión del anhelo consistente en que los seres humanos, en lugar de exterminarnos, deberíamos encontrar un justo medio que nos pasara de la mera coexistencia a un estado ideal de convivencia: ni todo para el individuo, ni todo para el Estado; ni libertad absoluta, ni esclavitud estatal; ni laissez-faire, ni intervención plena: ante todo el ser humano pero con la ayuda del Estado regulador: el mercado controlado por la autoridad redistributiva. Conservatismo filosófico para el bien común.Ya entonces se clamaba por centrismo democrático, no alineamiento, caminos intermedios, intervención estatal en democracia: siempre tras una síntesis político-filosófica frente a la tesis capitalista y la antítesis comunista. 3. La Tercera Vía de Santos. Es buena la intención de Santos en la materia. Quiere sugerirnos la Tercera Vía que Marx creyó imposible pero que Pío XII proclamó. Muchos capitalistas la han propuesto por excesos del propio capitalismo y muchos socialistas la han insinuado por temor a sí mismos. La Tercera Vía, para muchos, pues, ha sido una forma de expiar las culpas por los pecados de sus propios credos.En este mundo pluripolar, hay que aceptar la existencia de varias terceras vías. Han sido situados en la Tercera Vía desde Keynes hasta Adenauer, el indefinible Perón, Óscar Arias en Costa Rica, Ricardo Lagos y Michelle Bachelet en Chile, Fernando Enrique Cardozo y el propio Lula en Brasil. Y, por supuesto, y en primer lugar, Tony Blair en Gran Bretaña. Precisamente, Santos viene de recibir bautismo y grado de Blair en Londres por lo cual empieza a figurar entre los líderes internacionales de la Tercera Vía. Tercera Vía es, entonces, una estrella en el horizonte, un ideal sin marco doctrinario preciso y un deseo altruista no plenamente satisfecho pero, en todo caso, una noble utopía.4. Por la prosperidad. Santos recibió un mandato contundente para procurar la ‘prosperidad democrática’. Por tanto, su marco de acción será: una tercera vía para buscar la prosperidad en democracia. Para ello, ha comenzado a mostrarse nacional e internacionalmente con buen perfil y con ministros de alto vuelo, a quienes se les pueda delegar y exigir y que parezcan jefes y no subalternos del mundo de los clientelismos de mayor y menor cuantía.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad