Armitage y Cali: gana-gana

Octubre 28, 2015 - 12:00 a.m. Por: Carlos Mejía Gómez

1. Todo bien, todo bien. No era fácil preverlo. Varias personas me preguntaban si Armitage era una nueva marca de ropa o de calzado. Entretanto, a Angelino lo conocía todo el mundo. Lo mismo al ‘Chontico’. Maurice afirma que su laboriosidad es heredada de su madre. Los que lo conocemos de tiempo atrás recordamos a doña Marujita, la gran señora del almacén Vogue en la Carrera 52, siempre elegante, dando pautas para engalanar a las más sofisticadas muchachas y señoras caleñas. Todo el mundo admiraba, además, a su tía, doña Rosita Cadavid, siempre recordada por su famosa Flora Santa Inés y por sus arboledas en La Recta a Palmira: no en vano era la mamá de las famosas Arboledas.Pero Maurice no era fruta fácil de pelar. Germán Villegas, que es un gran camellador, dice: ese hombre es un bulldózer: nada ni nadie lo cansa trabajando, caminando, escalando lomas. Y así ocurrió todo: escalando. Peldaño a peldaño. Hizo camino al andar. Ese paisa Cadavid (antioqueño de todo el maíz) le brota por todos los poros. Cuando algo se le mete en la cabeza lo saca adelante. Más joven lo había intentado todo, con éxito o sin éxito. Pero siguió pa’delante, pa’rriba. Así vinieron Sidoc, el ingenio de Occidente, su participación en la cementera San Marcos.Se fue por firmas, obtuvo 220.000. ¿Cómo lo hizo?: trabajando con fe en el horizonte que se había forjado. Todos nos preguntábamos: con todo lo que ha obtenido, ¿para qué correr ese riesgo?, ¿para qué complicarse la vida a los 70 años?2. Encuestas: cuesta abajo y cuesta arriba. Al principio todo era Angelino. Luego, Ortiz mostraba que tenía ‘chance’. Armitage subía y bajaba como yo-yo. De pronto comenzó a sostenerse. Esto va en serio, pensábamos. Las encuestas decían de todo: Angelino versus Ortiz. Angelino y Armitage. ‘El Chontico’ y Armitage. Los últimos días, por cierto, nos puso a dudar un ‘Chontico’ disparado. Peor dolor: llegó el día de las elecciones. Los otros con maquinarias, con plata, con fiambres y transporte...Pero comenzaron los escrutinios. Desde el primer boletín hasta el último Armitage se mantuvo por encima del 40%. Parecía increíble.3. Ahora viene lo más serio. Todos sabemos que Maurice Armitage no es un académico. El no filosofa, ni se las pica de tecnócrata, Mientras los demás botan corriente, él actúa y muestra resultados. Armitage es el súmmum del sentido común, tan poco común. Decide y actúa cuando los demás cavilan y especulan. Y sobre todo: es buen ser humano y honesto. Él lo resume en su oficina con el siguiente aviso: “Trabaje y sea buena persona”. Estas cosas no se regalan. Lo demás se consulta, se delega o se aprende.4. ¿Quién es el alcalde de Cali? Ojalá de allí arranque una nueva forma de hacer política. Que se trace el camino para que vengan otros y recojan la bandera. Comenzamos con la transparencia del actual alcalde. Sigamos con la honestidad de Armitage. Con la descontaminación del ambiente. Con la eliminación del desgreño, la desatención y la dejadez administrativas. Con la que sea semilla para una nueva manera de ejercitar un humanismo social.La seguridad, la movilidad, el desarrollo, los servicios, deben partir de allí.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad