Al Vice, ¿quién lo ronda?

Septiembre 21, 2011 - 12:00 a.m. Por: Carlos Mejía Gómez

1. ¿‘Qué’ es un Vicepresidente? Se trata de un fantasma cuya una única función propia y eventual consiste en reemplazar al Presidente en sus faltas temporales o absolutas. No es funcionario aunque podría serlo pero sólo por voluntad del Presidente quien también podrá confiarle misiones y encargos especiales.Curiosidad: por un vacío constitucional, el Vicepresidente no tiene que ser del mismo partido o movimiento del Presidente. En cambio, sí tiene que serlo quien reemplace al Vicepresidente si éste faltare.En conclusión, el Vicepresidente no tiene derecho a nada dentro del gobierno que no le confíe expresamente el Presidente. Ni siquiera podía ser elegido Presidente o Vicepresidente para el período inmediatamente siguiente, aunque luego de la reforma reeleccionista de 2004 las cosas le cambiaron. Ahora sí tiene derecho a todo, potencialmente: puede ser elegido en el 2014, lo cual pone las cosas al rojo vivo: lo que no se sabe es si ese rojo es pro-Polo, pro-Liberal, pro-U o pro-nada.2. ¿‘Quién’ es ‘el’ Vicepresidente? Muchos no se explicaron la Vicepresidencia de Angelino debido a que Santos y Garzón parecían ser como agua y aceite. No se sabe de dónde viene: ni del Polo, ni del uribismo, ni del propio santismo. Sólo está claro que viene del angelinismo, signifique esto lo que signifique. Y punto. Tampoco se sabe para dónde va. Con lo que ha pasado en estos meses y días se supondría que Santos no lo llevaría a una eventual reelección en el 2014. Pero como Angelino no es manco ni ciego, su alternativa natural (y quizás la única) será, tal vez, su candidatura presidencial aún contra Santos. Este escenario lleva, por supuesto, a suponer una relación de algodón entre vidrios entre Presidente y Vicepresidente por tres años más. Ambos tienen que pisar a diario cáscaras de huevo: Angelino para no perder opinión y el Presidente para no dejar a Garzón como una víctima que se crezca como espuma. La última encuesta de CM& muestra un país en el que casi una mitad votaría para Presidente por Garzón. ¡Vaya banderazo a tres años del 2014! Por ello, el abrazo de paz ocurrido ayer en Palacio será, sin duda, el primero de otros tantos que se tendrán que dar a diario el Presidente y su Vice, durante el resto del período: una lucha silente entre dos zorros maestros. Eso se veía venir.3. ¿Quién tiene la razón? El Presidente tiene razón cuando dice que es él quien manda; cuando exige una sola voz y una misma orientación desde el gobierno y cuando sugiere (tácitamente) que los votos del 2010 fueron por él y no por Garzón. Sin embargo, no la tiene si supone que puede callar, sujetar o someter a Garzón. El Vicepresidente tiene razón (constitucional) cuando expresa que puede opinar así le quiten las funciones actuales y lo manden a la casa dado que tiene la armadura de la elección popular (¡para qué lo postularon y eligieron!) y, además, no es funcionario ni subalterno del Presidente. Pienso que la opinión respalda la posición presidencial, al menos por ahora. Pero Garzón sabe que tiene la posición privilegiada de poder hablar y hacer cauda sin los riesgos de los funcionarios y desde la vitrina de un eventual poder popular (o populista): los votos no se pesan, se cuentan. ¡Vaya lío!

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad