Preguntas de fin de año

Diciembre 23, 2012 - 12:00 a.m. Por: Carlos Lleras de la Fuente

1. ¿Será que después de rezar la novena que escribió una simpática monja con ínfulas de poeta, que resultó ser tía de Ernesto Samper, alguien cree que el sobrino puede tener ínfulas de ser el gran estadista de Colombia? 2. ¿Será que después de lo que nos explicó El Tiempo sobre todo lo que se conoce del Inodoro, lo que justifica que se haya establecido un día nacional en su honor, sí se acomodarán las obras en todo el país, no sólo para dotar de este adminículo a todas las viviendas -desde ranchos a P.H. y a viviendas gratuitas- para conectar los desagües de la ducha, el lavaplatos y el lavamanos con el tanque de aquel para reciclar el agua?3. ¿Será que la humanidad necesita coordinar los movimientos del intestino con el lavado de manos, más difícil aún en un país donde desde el Presidente para abajo todos los servidores públicos se las lavan todo el día respecto de todos los asuntos que afligen el país?4. ¿Será que los periódicos siguen hablando de la elegancia de denominar el delicioso café Bagatelle, como ‘la Bagatelle’? ¿Saben ellos, los directores y correctores, qué significa esta expresión en Francia?Igual instrucción se requiere con urgencia para que ‘automotor’ y ‘automotriz’ se usen adecuadamente con el género que corresponde (no sabemos qué diría Gerlein).5. ¿Será que los medios de comunicación serán en verdad independientes de los intereses de los ‘cacaos’ que se quedaron con buena parte de ellos y que la pauta de Pacific Rubiales no maneja la opinión pública por intermedio de aquellos?6. ¿Será que, a menos que Santos que mueve horizontalmente ministros como si él o ellos supieran de todo (lo cual no es el caso) nos preocuparemos, además, nosotros, de reciclar el agua sucia, y de proteger los recursos naturales cuya extinción se pelean el Ministerio de Minas, el Ministerio de Vivienda y el Ministerio de Medio Ambiente?Hace unos meses oí una conferencia del presidente de Pacific Rubiales en la cual, sin escrúpulos y con cara dura se atrevió a decir que el calentamiento global era una tonta ficción, que la explotación minera y petrolera era la panacea para estos países y que, de todos modos, el congelamiento de la Tierra se produciría cada 6.000 años aún cuando los ecologistas tuvieran éxito con sus actuales gestiones. No recuerdo bien cuántos años faltan para el próximo congelamiento cuando nuevamente desaparecerán los seres vivos para que el Dios que sea se distraiga repitiendo sus actos de creación, eso sí con menos chambonadas como lo diría algún colega que escribe en este diario.7. ¿Será que de esa colosal catástrofe, que encaja bien en el Antiguo Testamento con el diluvio universal y Sodoma y Gomorra, se salvarán el reelegido Procurador y nuestro exembajador en el Vaticano?El primero, porque su cadena de oración resultó mejor que las de sus enemigos, según dijeron los periódicos, lo cual podría llevar a que Yavé le regalara un arca que Ordoñez llenaría de animales, especialmente lagartos, lambones, fanáticos y otras especies como corruptos y vagabundos de diversa índole y de curas obsoletos e inquisitoriales que están violando los derechos individuales e inalienables del padre Llano, cuyo lugar en el cielo sí está asegurado, no como el del General de los jesuitas en Roma o el secretario de nuestra Conferencia Episcopal.En cuanto al beato del Opus Dei a quien tuve que sacar de Washington, sé que recordará el noveno círculo del infierno. y no la Embajada en el Vaticano.El Niño Dios pensará ahora sí, si regresa a Colombia como tal o personificado con el corazón en la mano o disfrazado en Praga o en Buga.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad