Más claves para conocer a Colombia

Más claves para conocer a Colombia

Mayo 08, 2016 - 12:00 a.m. Por: Carlos Lleras de la Fuente

La semana pasada escribí sobre las peculiaridades de los colombianos, y ahora regreso al tema para poner en un solo paquete los asuntos que me intranquilizan:1. Un juez que condena al asesino de mujeres del Parque Nacional a 6 años de cárcel con la posibilidad de que salga después de tres, puede ser calificado de varias maneras, excepto de juez: ignorante por naturaleza, graduado en una universidad de garaje, falsificador de su diploma y consiguió el puesto con amigos corruptos, corrupto él, enemigo declarado de las mujeres y admirador de los degenerados que las asesinan, degenerado él y otras. ¿Quedará esto impune?2. ¿Debe un presidente nombrar superministro a un abogado, ese sí capaz, inteligente y astuto, que renuncia poco después y abre su gran oficina de abogados a donde supongo que llegarán contratistas y otras hierbas y, por último, y aparentemente para tranquilizar a los posibles clientes del beneficiario, asistir a la inauguración (con fotógrafos y cóctel) del despacho del profesional exministro a quien, luego incluye en una terna para Fiscal General y que vi (como ya lo comenté) llegar con Vargas Lleras -su padrino o su abogado- a un acto público después de hacer conocer que Vargas venía de Palacio? En Colombia todo esto ya no importa.3. Quitemos tres ceros a los billetes dice uno de los mellizos de Santos, Roy Barreras (siendo el otro Benedetti), sin haber estudiado el tema y sin darse cuenta de lo que representa en el mundo de la economía y de los costos.Los billetes serían, pues, de 100, de 50, de 20, de diez y de cinco y habría monedas por valores tales como 5.000, y 2 mil (cincuenta y veinte centavos). Me da escalofrío sólo de pensar que salió a los medios anunciando su brillante iniciativa que debió escribir en noches de insomnio y tempestad en Cali, de donde ojalá no hubiese salido nunca.Nadie se ha ocupado de la propuesta pero siendo su autor manzanillo y politiquero, un día de estos aparece la ley, y sálvese quien pueda. 4. La encuesta de la revista Bocas nos dio material para saber en qué país vivimos. En efecto, al averiguar quiénes son los ‘héroes’ de los colombianos, pude apreciar mejor por qué el país va como va y cuál es el grado de estupidez de buena parte de los colombianos, también ignorantes: los resultados fueron, en número de votos y por categorías que yo uní tratando de no traicionar al encuestador: escritores, 5, profesiones liberales, 0; investigadores de cualquier categoría, 3; modelos, 4; cocineros, 1; actores y músicos populares, 8; deportistas, 7; políticos, 4; artistas (?) y locutores 16.Esta encuesta nos da 47 de los 50 encuestados y basta para saber el grado de cultura de nuestra gente. ‘Una lágrima escapa de mis ojos’, como dirían los escritores del siglo XIX.5. Sin perjuicio de que lo cite de nuevo en otro escrito, tomo de un diario bogotano y del artículo semanal del presbítero Rafael de Brigard, exclamaciones de la columna llamada ¡Solucionen algo!¿Qué pide el presbítero? ¡Solucionen el problema de Transmilenio! ¡Solucionen lo de la salud! ¡Solucionen lo de la seguridad! ¡Solucionen lo del caos vehicular! ¡Solucionen lo de la paz! Y concluye con esta frase parcialmente transcrita: “Estamos llegando a una situación en la que la nación colombiana está desesperando ante la ineptitud del Estado, en cabeza de sus funcionarios, para solucionar los problemas concretos y diarios de la gente”. Ya volveremos sobre la columna del párroco.Es el momento de recordarle a quienes interesa el futuro de Colombia, que lean el libro denominado ‘Los colombianistas’, publicado por la Academia de Historia, que contiene las respuestas de unos 180 académicos europeos y norteamericanos a una encuesta sobre nuestro pobre país; al finalizar la lectura es menester tomar un reconstituyente y un calmante.De mucho sirve leer el excelente libro de Enrique Serrano, ¿Por qué fracasa Colombia?, que explica en forma positiva que somos mediocres desde antes del descubrimiento.

VER COMENTARIOS
Columnistas