La Enciclopedia Británica

Mayo 06, 2012 - 12:00 a.m. Por: Carlos Lleras de la Fuente

Como yo escribo una vez por semana, los acontecimientos y las noticias me suelen dejar atrás, lo cual no es óbice para que los comente en la primera oportunidad y este es el caso de la nombrada obra por todos conocida.La Enciclopedia se encontraba en la biblioteca de mi padre antes de que los bárbaros la quemaran, va a hacer 60 años; una de sus preocupaciones era reemplazarla, y pudo hacerlo por ahí por el año 55 ó 56 cuando regresó a ocupar puesto de honor en casa, junto con dos o tres ‘Book of the year’ (Libro del año), con el cual la Británica mantenía actualizada su información; hasta su muerte (1994) se adquirieron todos los volúmenes.Veo ahora con tristeza, pero con realismo, que ya no se volverá a publicar esta magnífica Enciclopedia pero quiero aprovechar la oportunidad para referirme a la aparición de Colombia, por primera vez en ella, en 1836, traducida al español por mi tatarabuelo Lorenzo María Lleras y publicada en un pequeño volumen en 1837.Es interesante conocer quiénes se suscribieron para recibir el libro, cuyo original doné a la Biblioteca Luis Ángel Arango, habiendo yo guardado una reedición de 1896 hecha por Santiago Lleras, con prólogo del ilustre historiador Juan Manuel Rudas.La lista es la siguiente: general Francisco de Paula Santander, 40 ejemplares; doctor Francisco Soto, 20; doctor Vicente Azuero, 16; doctor Florentino González, 12; señor Miguel S. Uribe, 6; doctor Ignacio Márquez, 5; general José María Mantilla, 5; general Antonio Obando, 5; Lino de Pombo, 5; doctor Pastor Ospina, 5; doctor Ezequiel Rojas, 5; doctor Vicente Lombana, 5; señor José María Plata, 4; doctor Pedro Arroyo, 4; señor Camilo Carrizosa, 3; doctor Antonio María Silva, 2; doctor José María Sáenz, 1. Siguen otros nombres de gente ilustre y esta mención busca resaltar cómo en ese entonces, la dirigencia era culta y leía; por supuesto que Lleras era santanderista emérito y eso explica el éxito del libro con las grandes figuras liberales de la época.Para entender el interés del general Santander, damos a conocer la carta que envió a Lleras, autor de notas al texto de la Enciclopedia en las cuales no ocultó su notoria antipatía con el Bolívar de los últimos años (1826-1830) cuando, y frente al fracaso de la Convención de Ocaña, entronizó la dictadura y de un plumazo acabó con la Constitución de 1821.Santander, prudente político, dice así:“Bogotá, 15 de diciembre de 1836Señor, ya que usted ha tomado a su cargo traducir a nuestra lengua el artículo COLOMBIA de la Enciclopedia Británica, suplico a usted se sirva agregarle esta carta, que no tiene otro objeto que prevenir los ánimos contra la aserción gratuita del periódico de esta capital titulado El Imperio de los Principios. Este papel, influido por desgracia del espíritu del partido que lo engendró, ha asegurado sin prueba alguna, que el artículo COLOMBIA se había escrito en Europa por sugestiones mías, y que por consiguiente contenía hechos apasionados o falsos. Tengo que declarar solemnemente que no he tenido el honor de conocer a los redactores de la Enciclopedia Británica, ni personalmente ni por escrito, y que ninguna clase de relación me ha unido a ellos, para que yo pudiera haberles suministrado noticias o informes sobre Colombia. Siento mucho no haber podido tenerlas porque entonces el artículo COLOMBIA se habría publicado con menos equivocaciones, los redactores no hubieran dudado de la realidad del proyecto de monarquía, como que sobre ello tenía documentos irrefragables, y se había explorado más la historia de la dictadura y de la conjuración del 25 de septiembre de cuya época yo soy el único que tiene los más precisos datos y los menos favorables al general Bolívar”. (Continuará)

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad