El día internacional del inodoro

Diciembre 16, 2012 - 12:00 a.m. Por: Carlos Lleras de la Fuente

¡Un homenaje del mundo a nuestro país, al que Rojas Pinilla llamaba “Esta Colombia Inmortal”!Mi positiva reacción estaba plenamente justificada: de la patria de nuestros antepasados de quienes vivimos orgullosos, de los viejos bogotanos hoy desplazados por otros desplazados y por hampones de cuello azul o blanco que nos ha remitido la provincia (unos pocos son de producción local), de las guerras civiles del Siglo XIX cuando la gente de todos los estratos daba su vida por defender un ideario, hemos pasado a los mafiosos, a los nuevos ricos y a los cacaos insensibles a la miseria del pueblo que creen, como Santos y su Ministro de Hacienda que se remedia con la reforma Santos-Bush-Cárdenas que ahora nos quieren dar de Navidad y que obedece a los conceptos de extrema derecha del ‘Tea Party’ y al odioso y fanático programa del Partido Republicano de los Estados Unidos.El Tiempo bajo la batuta de su eterno y mediocre director, nos explica en detalle cuán grave ha sido para el mundo carecer del precioso adminículo y cuántos seres humanos fallecen por esa causa.Hasta ese momento, todo me seguía cuadrando con otros puentes, los Emiliani, eminente jefe conservador, quien -como alguna vez se lo dije- salvó del total descrédito a su partido y dio ejemplo a ministros de obras como el de Uribe, construyendo los únicos puentes duraderos, que no se caen en las zonas de alto riesgo geológico y que alegran la vida de tanta gente, humilde o no, salvo la de los cacaos de la Andi y las asociaciones de agricultores y ganaderos que odian la revolución industrial de 1848, las reformas agrarias y que ahora se regocijan de que el equipo anti-social del Gobierno (que es como el plomero del inodoro) vaya a bajar los impuestos a los ricos, a los carros, a los camarones y al caviar, mientras los suben a los empleados, a toda la clase media (ej. medicina prepagada) con el pretexto de que al arruinar a la clase media y dejarla sin trabajo, “se genera más empleo”. (!!)Yo entiendo eso como una forma de mejorar las dudosas estadísticas del desempleo cambiando profesionales jóvenes y promisorios por vendedores ambulantes y otros menesterosos a razón de 1X3. Lo cierto es que en 28 meses el Gobierno no tiene nada que mostrar al país, ni realización de la cual vanagloriarse ni que sirva para buscar la reelección del jefe “Caballo Loco” (Búfalo Bill).¿Pero es que acaso Colombia no es el gran inodoro del Continente y de buena parte del mundo? En todas las mediciones internacionales ocupamos uno de los cinco peores lugares entre 50 ó 160 países, o algo así.¿Y por qué no era un inodoro en la época del tío abuelo Eduardo Santos ni en la de su ministro de Hacienda, Carlos Lleras Restrepo, ni en la época de la Presidencia de éste, 10 años después?Santos, El Bueno, como lo escribirían los clásicos españoles, decía en carta que ya hice pública, que dirigió a Carlos Lozano y Lozano, que todo lo que se había hecho durante su cuatrienio se debía casi en su totalidad a su ministro de 30 años; Lleras Restrepo.En menos tiempo del que lleva el país payaseando en manos de políticos mediocres, cuando no deshonestos o parapolíticos o palestinos indeseables, se habían creado u organizado los Institutos de Crédito Territorial, de Fomento Municipal y Fomento Industrial, el Fondo Nacional del Café, la Contraloría General de la República y las Cuentas Nacionales, se había suscrito el convenio de Bretton Woods, el de las Naciones Unidas en Londres y manejado la crisis mundial que se originó en la Segunda Guerra Mundial, etc…Terminaron Santos, El Bueno, y Lleras Restrepo en 1942 cuando el segundo, que no era niño prodigio, acababa de cumplir 32 años.Y ahora celebremos el día mundial del inodoro después de una racha de presidentes mediocres y poco sólidos.

VER COMENTARIOS
Columnistas