Curiosidades colombianas

Marzo 03, 2013 - 12:00 a.m. Por: Carlos Lleras de la Fuente

Los Juegos Deportivos que tuvieron lugar en Montería se bautizaron ‘Carlos Lleras Restrepo’ en honor al creador de Coldeportes. Esta noticia salió perdida en la maraña de alguna crónica deportiva pero la familia, que yo presido, no fue informada ni por el Alcalde, ni el Gobernador de Córdoba, ni por el Ministro a cargo del tema, sin contar con que nunca se volvió a usar ese título honorífico, ni ningún periodista tuvo la decencia de escribir algo sobre esta historia, su vinculación a y promoción de los Juegos Olímpicos de Cali u otros temas.La buena educación ha sido reemplazada por la ignorancia y por la falta de buenas maneras.***En el nuevo Aeropuerto de El Dorado se eliminaron los ‘maleteros’ a la llegada de los pasajeros cuando muchos, por edad y salud, no pueden sacar pesadas maletas de los carruseles, ni subirlos a los equipos de control por rayos X, ni volver a bajarlos.¿Cuándo aprenderán las autoridades a pensar en enfermos y ancianos a quienes sí se grava con impuestos tan miserables como el de la plusvalía, al cual me referí la semana pasada? Nunca y mientras tanto se continúan construyendo andenes-bolardos, triste legado de Peñalosa, que atentan contra los mismos ciudadanos, cuando no son escaleras de variable altura y ancho de inminente peligro para todos.***La Reforma Tributaria es un adefesio y no fue estudiada por el Congreso; de hecho hoy en día nadie sabe cómo se aplican sus normas y el Gobierno no ha expedido reglamento alguno por lo cual todos los colombianos buscan apoyo en los tributaristas, aun cuando ellos mismos difieren en sus opiniones. Por supuesto en el momento de multar a los contribuyentes no se aceptará que el verdadero culpable es el Estado.***Los parqueaderos escasean y el alto valor de la tierra en Bogotá hará que se conviertan los lotes en edificios, o sean castigados por un eventual gravamen de Petro a los ‘lotes de engorde’ dentro de los cuales, teóricamente, no se podrían incluir los parqueaderos.Lo anterior no obsta para que la Policía de Tránsito se pase la vida poniendo señales de ‘prohibido estacionar’ por toda la ciudad sin haber estudiado si en la zona hay lugar dónde parquear, pues ese comportamiento corresponde al apetito de recibir el valor de las multas millonarias.¿Será posible que el tema sea puesto sobre el tapete? La Alcaldía está jugando con las relaciones de familia y de amistad al impedir que la gente, inclusive en horas de la noche o en días feriados, pueda dejar su carro para visitar a sus padres y abuelos, o hermanos, o para asistir a alguna reunión de amigos.El edificio donde vivo (en el cual Petro vivió antes de su elección) no tiene parqueadero de visitantes en varias cuadras a la redonda y no hay estacionamientos. ¿Qué hacer? ¿Exponerse a un atraco o a la muerte misma al caminar de noche casi un kilómetro para recoger el vehículo, hacerlo con frecuencia bajo la lluvia o esperarse a que pase un agente (que debería estar solucionando los trancones) y le imponga una multa que se acerca a los $300.000?Para colmo de la incoherencia las multas se imponen al propietario del vehículo y se le insinúa bajar la cuantía asistiendo a cursos de civismo. Yo ya no manejo, ¿qué hago con los cursos en los cuales no puede reemplazarme mi conductor? Mísero el país donde se maltrata en diversas formas a los ciudadanos, con énfasis en los ancianos.

VER COMENTARIOS
Columnistas