La alianza posible

Enero 06, 2012 - 12:00 a.m. Por: Carlos Jiménez

Yo creo que la situación actual de Cali y del Valle está lo suficientemente deteriorada como para que lo que se imponga ahora mismo sea una alianza entre el Alcalde y el Gobernador recién elegidos. Pero no una alianza de esas de las que tantos ciudadanos estamos hartos, por puramente electoreras y con frecuencia venales, sino una alianza para acordar y poner en marcha una estrategia entusiasta y de largo alcance, capaz de sacarnos del estancamiento y el marasmo. El gobernador Héctor Fabio Useche ya esbozó en su discurso de posesión unas cuantas ideas en ese sentido que, por razones que bien conocen mis lectores, me parecen muy importantes. Me refiero a su deseo de convertir al Andén Pacífico en una prioridad de su gobierno y en darle curso, en consecuencia, a la posibilidad ofrecida por la Constitución de constituir una región político-administrativa con los cuatro departamentos que lo comparten. Es una magnífica propuesta, aunque sólo sea porque como la unión hace la fuerza, mejora sensiblemente las posibilidades de nuestros departamentos de hacer valer sus derechos -incluido el de elaborar y poner en marcha planes de desarrollo específicos- ante la tecnocracia enquistada en el Departamento de Planeación Nacional de la desdeñosa capital de la República. Desde luego, no va a resultar fácil no sólo vencer las resistencias capitalinas al establecimiento de la región del Andén Pacífico, sino desmontar en lo posible las medidas políticas y administrativas adoptadas hasta la fecha para vaciar de contenido a las regiones. Useche tendría que desplegar una intensa actividad política para sumar al proyecto de la región del Andén Pacífico a los gobernadores del Choco, Cauca y Nariño, lograr el apoyo de las respectivas bancadas parlamentarias y construir alianzas con los departamentos de la Costa, vitalmente interesados en la autonomía que permitirían las regiones.El aporte del Alcalde de Cali es, por lo demás, absolutamente indispensable. Rodrigo Guerrero es un hombre de universidad con el suficiente peso y experiencia política, como para liderar con éxito la vinculación de nuestras universidades al proyecto de la región del Andén Pacífico aportando lo que mejor saben hacer: investigar, educar y divulgar. Además de diseñar los medios de medición e inspección medioambiental que demanda la conservación de la extraordinaria biodiversidad del Andén Pacífico, que debe ser el objetivo esencial de su regionalización.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad