Jorge Isaacs

Jorge Isaacs

Octubre 19, 2017 - 11:40 p.m. Por: Carlos Jiménez

Se cumplen 150 años de la publicación de ‘María’ de Jorge Isaacs y Cali está echando la casa por la ventana.

La celebración empezó esta misma semana con la exitosa presentación de ‘En tierra extraña’, la novela en la que Édgar Collazos reconstruye literariamente la vida y la época de Isaac, con una mirada todavía más amplia y concediéndose más licencias poéticas de las que se concedió Fabio Martínez en su biografía novelada ‘La búsqueda del Paraíso’, publicada por primera vez en 2003 y recientemente reeditada. Y la próxima semana nos aguarda un generoso despliegue de grandes acontecimientos culturales. El más académico y nutrido: la IX edición del Seminario Internacional Jorge Isaacs, organizado por el Departamento de Literatura de la Universidad del Valle bajo la dirección de Darío Henao. Se inaugura el lunes y concluye el viernes y reune una pléyade de analistas e investigadores que escudriñan desde los más diversos ángulos una obra tan multifacética como es ‘María’.

Yo intervengo el martes en la mañana con una conferencia dedicada a la representación que la novela hace de los esclavos y la servidumbre negra, que hoy no puede menos que resultarnos problemática. Haré hincapié en un dato descubierto por la fotógrafa y editora Sylvia Patiño: la traducción al inglés de la novela publicada en Nueva York en 1890 suprimió de un tajo los tres capítulos dedicados a Nay, la hija de un noble guerrero africano traída a América como esclava.

Y el análisis y la reflexión estarán acompañados por dos acontecimientos artísticos de primera magnitud. El primero tendrá lugar el 25 de octubre y consiste en la puesta en escena por primera vez que se sepa de Amy Robsart, una pieza de teatro del propio Jorge Isaacs. Y el segundo el estreno mundial de la ópera Isaacs, compuesta por el talentoso compositor y director de orquesta Alberto Guzmán Naranjo, con textos de Édgar Collazos y diseño escenográfico del pintor e ilustrador Diego Pombo.

Como puede verse la celebración del sesquicentenario de la publicación de ‘María’ sobrepasa largamente el alcance y la magnitud de las celebraciones que son habituales en estos casos. Y se convierte en una excelente demostración de la creatividad y la fecundidad de nuestros músicos, escritores y artistas y de la densidad intelectual que ha adquirido nuestra vida académica.

Confío en que el público caleño sabrá estar a la altura de tan magnífica oferta. Los esperamos.

VER COMENTARIOS
Columnistas