Tarea difícil

Noviembre 11, 2011 - 12:00 a.m. Por: Carlina Toledo Patterson

Los electos alcalde y gobernador de Medellín y Antioquia tienen ya establecidos una serie de retos conjuntos para trabajar en temas de competitividad, infraestructura, atracción de inversión y cooperación extranjera a partir del primero de enero cuando se posesionen en sus cargos.El documento firmado desde el pasado 8 de julio con una clara visión a futuro y un objetivo de generar valor a través de la articulación de lo local con lo regional, se llama ‘Medellín y Antioquia juntos por la equidad’ y es muy específico en el camino a seguir. Visto esto desde el Valle del Cauca, sin duda alguna lo pone a uno a pensar sobre lo que son estos modelos participativos, si pudiésemos esperar algo similar y cuáles son los retos reales que deberán asumir desde ya nuestros mandatarios local y regional para jalar hacia el mismo lado.Nuevamente en la región estamos pasando una vergüenza que vuelve a dejarnos en el ridículo a nivel nacional. Es inconcebible la demora en esclarecer quién va a ser el futuro Gobernador del Valle y claramente es una muestra de un sistema electoral frágil, endeble y completamente arcaico, que no brinda a los votantes la garantía debida de transparencia.No obstante, tarde o temprano el Valle tendrá Gobernador y Rodrigo Guerrero tendrá presuntamente con quién gestionar proyectos para el beneficio colectivo de todos quienes vivimos en esta comarca, similar a como se harán en Antioquia.¿Cuáles son los retos? En primer lugar, debe haber un trabajo mancomunado por el rescate de la institucionalidad y el buen nombre de la región. En algo se ha avanzado y el debido reconocimiento debe dársele a Francisco Lourido y su equipo por ello. Lo que es claro es que para continuar en esa labor de rescate es mucho lo que un hombre del talante de nuestro Alcalde electo puede llegar a aportar porque es alguien que le puede hablar con propiedad al Alto Gobierno y a quienes tienen que ver con decisiones que nos afecten en lo público. De igual manera, la articulación con los diferentes organismos estatales será clave para lograr no sólo estar hablando el mismo idioma y manejar las mismas cifras, sino que podremos visibilizar a nivel nacional la gestión positiva que se llegase a hacer.Para todos es evidente que tanto en lo local como lo regional debemos trabajar en seguridad, en educación y en infraestructura. Consolidar la estabilidad financiera del departamento es una condición indispensable, así como lo es proveer confianza en que los $295.000 millones en regalías que nos van a llegar serán no sólo protegidos, sino bien invertidos. De igual manera, se debe garantizar la generación de oportunidades para los habitantes de zonas marginales y en riesgo de desplazamiento, la consolidación de la infraestructura vial y ojalá férrea, explotar nuestra identidad como Pacíficos que somos y empezar a mirar el mundo hacia la Cuenca del Pacífico y no hacia el interior de Colombia.Tenemos una región y una ciudad incomparables en términos de oportunidades. Lastimosamente –sea quien sea- no pareciera que fuésemos a tener el Gobernador que nos merecemos y en ese sentido Rodrigo Guerrero además de cargar con la responsabilidad de los destinos del Municipio y de dar apertura a lo que él llama las ligas menores para la formación de nuestros futuros líderes, seguramente estará teniendo que ‘meterle julepe’ a una variedad de temas regionales los cuales sin un adecuado liderazgo nos retrasarían en años valiosos para nuestro desarrollo.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad